Lo que aprendí tras 100 episodios de Planeta Cuñao

Cuando explico cómo comenzó el proyecto del podcast Planeta Cuñao la gente siempre responde igual: «No me lo creo, parecéis amigos de toda la vida». No sé si estás muy puesto en el tema de los podcasts, si consumes habitualmente o si alguna vez has escuchado uno. Quizás todavía piensas que eso son cosas de […]

Beticismo.net (2011-2020): El final de un proyecto

Es una pena pero así es, tras 9 años toca echar el cierre a Beticismo.net. Ha sido el proyecto en internet al que más tiempo he estado ligado, al que más horas he dedicado y que peor sabor de boca me ha dejado. Recuerdo cuando analicé el primer año de vida del proyecto en 2012. […]

Consumismo, precios bajos o cómo explotarán a tus hijos por tu culpa

Somos poco conscientes de cómo apoyamos la explotación de los trabajadores. Aplicamos aquello de «a mi no me afecta» y así limpiamos nuestra conciencia. Lo hacemos cada vez que compramos barato en una tienda que explota a sus trabajadores para bajar precios. Miramos a corto plazo, encontrar la oferta o el servicio al menor precio, […]

El egoísmo en las matanzas como la de Orlando

Seguro que no soy el único al que le extrañó mucho estudiar el asunto de los Nazis contra los judíos. El exterminio en los campos de concentración es algo que cuesta comprender, pero no tanto por la crueldad sino por la pasividad de los judíos que eran miles y superaban con crece a sus captores. […]

La década de Twitter y los tuiteros que ya no pintamos nada allí

Todo aquello de la conversación distribuida quedó atrás, el ruido hace que Twitter ya no merezca la pena, hay tanta morralla que sacar algo interesante requiere esfuerzo y no genera la ilusión de antaño. Toca buscar alternativas y por ahora apuesto a Telegram como mi próximo caballo ganador, aunque con mi fama bocachancla no puedo descartar que desaparezca el año que viene.

Me cansé de evangelizar

Echo mucho de menos cuando había tantos blogs por leer con contenido propio y original. La pena fue que a muchos de esos blogueros les hicieron creer que podían vivir de lo que escribían, y todo se fue al garete. Se perdió la originalidad, la calidad, la cercanía con el lector. Lo importante era captar visitas, tráfico, clics.

Sense8: La serie que ha devuelto a la vida a los hermanos Wachowski

Netflix apostó fuerte con «Sense8» de los hermanos Wachowski. Sus últimos trabajos fueron truños enormes y este proyecto no pintaba demasiado bien. Pero los Wachowski fueron muy claros: sabemos que no hay mucho dinero, pero queremos tener la libertad de hacer cualquier cosa.
Y así lo han hecho: rodar en 7 países y llevar a la pantalla sexo gay, orgías sensoriales y las mejores escenas de acción desde Matrix.