Los rusos usaron aviones y caballeros de las Cruzadas en la 1ª Guerra Mundial

En 1914 el Imperio Ruso entró en la 1ª Guerra Mundial y tenían muchos problemas en el Frente del Cáucaso, donde el Imperio Otomano acababa de proclamar la guerra santa.

No le quedó más remedio que llamar a filas a toda la población de la zona, valía cualquiera que estuviera dispuesto a luchar para defender al Zar.

En febrero de 1915 llegaron por la avenida principal de Tbilisi (Georgia) un regimiento de voluntarios vestidos como en el s.XII, con sus cotas de mallas, sus escudos y sus espadas. Los vecinos salían a las ventanas atónitos porque no podían creer lo que estaban viendo.

El jefe de la comandancia de reclutamiento llamó al que parecía ser su líder, un tipo bigotudo con una cota de malla muy oxidada. Le pidió explicaciones y sólo recibió una respuesta:

Nos han dicho que hay una guerra. ¿Dónde está la guerra?

El jefe de la comandancia echó un ojo a su espada, tenía algo escrito: A.M.M.D.

¿Qué significa eso de A.M.M.D.?

Es nuestro lema, Ave Maria Mater Dei

No había duda, eran los míticos Khevsurs, descendientes de los 100 caballeros cruzados que hacía 800 años llegaron desde Francia, cruzando Turquía y Armenia, hasta asentarse en un lugar recóndito del Cáucaso.

Imagino la cara del comandante al ver de la tropa de la que disponía para luchar contra los turcos que venían con el cuchillo entre los dientes dispuestos a todo.

Por suerte no era su única arma para luchar en la Gran Guerra.

Ese mismo día concluían las pruebas en Petrogrado del prototipo del caza de combate Sikorsky S-16 construido por RBVZ (Rusko Baltiski Vagoni zavod), un fabricante de automóbiles y vagones de tren.

Su diseñador fue Igor Sikorsky, un genio de su época, tras la guerra se exilió a EEUU y allí creó el primer helicóptero producido en masa en 1942, el Sikorsky R-4.

El diseño del avión S-16 fue de toda una revolución, era el primero que usaba un mecanismo de sincronización entre la hélice y la ametralladora (hasta entonces era común que el piloto acabase derribando su propio avión por accidente).

Así que el Imperio Ruso luchó en la 1ª Guerra Mundial con un regimiento de cruzados y al mismo tiempo usaron cazas de combate.

Por eso la cifra de 16 millones de muertos (9M de soldados y 7M de civiles) es tan sorprendente al ver la tecnología de la época.

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑