En la vida hay que ser bueno, indulgente… Pero no pusilánime

No lo digo yo, lo dice la teoría de juegos: en la vida hay que ser buenos, indulgentes (saber perdonar, para los de la ESO), pero nunca mostrarte como una persona pusilánime (esto lo buscas tú en Google si eres de la ESO).

En 2015 falleció John Nash, premio Nobel de Economía (1994) que ninguno conocía hasta que Russell Crowe interpretó su vida en «Una mente maravillosa«(2001).

Y si muchas veces no sabemos encontrar la explicación a esa odiosa pregunta «¿y las matemáticas para qué sirve?«, lo que aportó Nash a las matemáticas fue trascendental a nivel social: la teoría de juegos.

La teoría de juegos es importante porque los seres humanos estamos constantemente enfrentando situaciones donde hay que tomar decisiones

Y aquí viene lo importante del tema, en muchos casos te enfrentas a decisiones que están influidas no sólo por ti, sino también por las decisiones que tomen los demás. Tu estrategia se ve afectada por la estrategia de los demás que participan.

Pues bien, la Teoría de Juegos se plantea calcular todas las posibilidades y resultados que se darían ante una situación donde hay que elegir en un juego afectado por las decisiones que toman los participantes.

Empiezas a ver todo su potencial, ¿verdad? Esto se puede usar para ganar siempre jugando al 3 en raya, pero también para ganar en una negociación comercial o en estrategias geopolíticas. Y que te gane tu sobrino de 8 años siempre que jugáis al 3 en raya tiene un pase, que tu país archienemigo te destrone como potencia hegemónica de occidente es otra bien distinta.

En todas partes verás que usan como ejemplo el Dilema del prisionero, pero hay muchos más ejemplos que puedes vivir tú mismo en tu día a día, como por ejemplo:

Las subastas: En una subasta, los participantes compiten por un objeto o servicio. Cada oferta afecta las decisiones de los demás. La teoría de juegos se utiliza para modelar cómo los licitadores ajustan sus ofertas según las acciones de los demás, considerando factores como el valor subjetivo y la información disponible.

El ajedrez: Cada jugador toma decisiones secuenciales del tipo mover una pieza, anticipar la respuesta del oponente y planificar su próximo movimiento. Aquí, la teoría de juegos ayuda a analizar estrategias óptimas y predecir posibles resultados.

Pero hay algo más, lo que hizo grande a nuestro amigo John Nash. Encontró la mejor estrategia para que ambos rivales salgan beneficiados, a esta situación se le conoce como «Nash Equilibrium«.

Este equilibrio lo conocemos todos en casos reales como cuando Nike y Adidas dejan de ofrecer más y más dinero a sus deportistas o a invertir más y más en publicidad. Llegan a un punto de equilibrio donde ninguna de las dos puede mejor su posición de manera unilateral. Dicen que este punto llega cuando encuentras tu mejor estrategia, tu rival encuentra su mejor estrategia y todos conocen las estrategias de todos.

Sería como ir a una subasta donde hay muchos objetos y sois sólo 2 pujando por ellos. Cuando los dos sabéis qué quiere el otro y cuánto podría llegar a pagar, vuestra estrategia cambia y dejáis de inflar los precios, saliendo beneficiados los dos. El equilibrio de Nash.

Y en la historia hemos visto algunos casos más, como el tratado de desarme nuclear entre EEUU y la antigua URSS.

Si te interesa más este tema te dejo un proyecto fin de carrera de una ingeniera que recopila ejemplos de Equilibrios de Nash en la vida real (PDF) y también este video del magnífico Derek Muller que lo explica todo divinamente en su canal:

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑