Está bien, hablemos de Mastodon

De cómo en 2023 decidí que no merecía la pena seguir publicando en Twitter

Voy a ser sincero, yo no sería quien soy ahora sin Twitter. Entró en mi vida en 2007 y me ha aportado tanto a nivel laboral y de relaciones personales que sin duda es la app más importante en mi vida.

Pero el Twitter que existe hoy en día no es aquel, no me aporta nada ni en lo laboral ni en las relaciones personales. Por tanto toca buscar otro lugar donde charlar y compartir contenido con gente sana y que sólo busque pasarlo bien y aprender.

Creo que fue en 2016 cuando tomé conciencia de en qué se estaba convirtiendo Twitter, habían transcurrido unos años desde que los famosos aterrizaron en masa en esa red social. Y claro, llega la fama, el dinero, la atención, los ladrones de tiempo… Y todo se va al garete.

Pero no fue hasta 2020 cuando decidí probar otro tipo de redes sociales donde mantener mis hábitos de estar informado, compartir lo que encuentre interesante y desarrollar una red de amistades (aunque sólo sean virtuales) que para mi tienen un gran valor.

No, no soy carne de Instagram, tampoco de Facebook, principalmente creo que porque en ambos casos lo que estás vendiendo es tu vida, y yo no soy de ese tipo de personas, sólo me interesa compartir mis opiniones y para eso ya tengo mi blog, que siempre será mi red social.

Pero sí que me gusta el hábito de entrar en alguna app, leer lo que comparte la gente, interactuar con Me Gustas, difundiendo las cosas interesantes… Así que me dio por probar Mastodon, me hice cuenta en el servidor principal que encontré (mastodon.social) y probé la cuenta unas semanas.

Vale, era una red social pero en 2020 le faltaba precisamente el componente social. Muy pocos usuarios que fueran de mi interés. «Mi gente» seguía fiel a Twitter, pero sabía que era sólo cuestión de tiempo que siguieran mi camino. Y Elon Musk hizo el resto.

A finales del 2022 la migración fue masiva, algunos por miedo a que los despidos masivos hicieran que Twitter se fuera a hacer puñetas de la noche a la mañana. Otros simplemente buscando una alternativa. Y a cada decisión de Musk le acompañaba una nueva oleada de nuevos usuarios que se abrían cuenta en Mastodon (la gran mayoría sin abandonar Twitter todavía).

Fuente: Mastodon User Count @mastodonusercount@bitcoinhackers.org

En este momento me lo tomé más en serio, decidí investigar bien todo lo que me podía ofrecer Mastodon, leí bastante sobre el Fediverso, todo el tema ese de las instancias, las federaciones, que si el timeline local, federado.

Comencé migrando a otra instancia donde fuera todo más local, por eso me vine a Masto.es y a día de hoy sigo teniendo allí la cuenta (el admin es un tipo muy majo que sabe moderar y gestionar muy bien). Si te interesa puedes hacerte una cuenta desde este enlace de invitación:

El avance definitivo fue que salieron una hornada de apps para Mastodon que hacían mucho más enriquecedora la experiencia. La app oficial era básica, pero tanto si eras de iOS como si eres tieso como yo y usas Android, la oferta de apps disponible se disparó.

Encontré un excel genial con todas las apps de Mastodon disponibles para todas las plataformas, y creo que ha sido una de mis publicaciones más difundidas en poco tiempo.

Porque esa es otra, la sensación de recuperar la atención de los usuarios es incomparables. No me refiero a «qué guay ser un influencer«. Me refiero a que cuando eres conscientes del sombreado que te aplica el algoritmo de Twitter a gente como tú y como yo, que no somos famosos, ni polémicos, ni difundimos bulos… Gente que solo somos usuarios activos, que compartimos contenido y usamos muchas horas la red social.

Cuando descubres que ese número que pone en tus followers no valen nada porque Twitter no muestra tu contenido a casi nadie que te sigue.

El algoritmo te hizo creer que tú ya no interesas a nadie y por eso cada vez publicas menos, tus tuits ya no compiten con los mensajes que sí interesan difundir por bots y cuentas de pago. Ese era el fin de todo, convertirte de nuevo en sólo un consumidor, no en un creador.

Y de pronto te mudas a Mastodon y ves que comienzas con tu rutina habitual de siempre, compartir cosas interesantes, interactuar con la gente que comenta cosas de tu interés… Y la gente te responde, es más, la gente difunde lo que tú publicas. Y con una décima parte de seguidores consigues 50 veces más interacciones. Entonces te das cuenta de cómo te han tomado el pelo durante estos años y que no merece la pena seguir publicando nada en Twitter. Que se queden su red para ellos, la han convertido en un canal de comunicación donde nosotros sólo interesamos si vamos a difundir sus contenidos, pero no interesa lo que tengamos que contar.

Espero que pruebes Mastodon, el ambiente es diferente, no es Twitter ni nunca lo será. Pero la actitud de la gente es genial, parece que hemos aprendido de lo que convirtió nuestra red social favorita en un lugar tóxico, lleno de odio y contenido desagradable. Y en la vida la actitud lo es todo.

Por último te invito a que me sigas en Mastodon y me digas algo, que allí todos volvemos a ser escuchados porque sólo hay personas.

4 comentarios sobre “Está bien, hablemos de Mastodon

Agrega el tuyo

  1. He llegado aquí precisamente a través de Mastodon. Nunca he sido de twiter salvo una breve temporada, menos de Facebook y coincido contigo en escribir en el blog. Ya no me acuerdo cuando abrí mi primer blog, pero unos veinte años aproximadamente. Tuvo su época dorada y ahora está de capa caída, pero a mí me sigue enriqueciendo y todavía hay gente que escribe. Así que a partir de ahora tienes un seguidor. Un saludo.

    1. Lo que echo de menos de los blogs son las conversaciones que se generaban en los comentarios. Eso fue lo primero que noté con la llegada de las RRSS. La gente hablaba de lo que se publicaba en los blogs pero fuera, en Twitter.
      Dejaron de ser la web 2.0 y volvieron a ser un muro de publicación sin interacciones.

      Gracias por aterrizar por aquí, el año que viene cumplimos 20 años también en este blog.

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑