Hoy seré muy claro (para variar): soy partidario de la energía nuclear, así de simple.

Si conoces un poco el tema de las dependencias energéticas que hay en España sabrás que vivimos casi por y para el petróleo. Los parques eólicos y solares o las centrales hidrológicas son un % mínimo respecto a las centrales térmicas donde se quema petróleo y gas de Argelia.
En esta situación hay que desarrollar ya un plan alternativo que nos permita ser independiente (autogestionar nuestras necesidades energéticas). Ese plan tiene un nombre: apostar por la energía nuclear.

Zapatero durante la anterior legislatura dejó bien claro que la Energía Nuclear no entraba en sus planes. Leímos muchas páginas de discursos progres y ecologistas que pretendían solucionar las carencias energéticas sólo con las energías renovables. Pues no te digo yo la cantidad de aerogeneradores que habría que repartir por toda España, o la de huertas solares que habría que desarrollar en las regiones del sur… No se puede vivir sólo con las energía renovables. Son importantes, fundamentales diría yo, pero no pueden convertirse en imprescindibles.

En cambio la Energía Nuclear, quitándonos los prejuicios por una vez, es relativamente barata, limpia (sin contar los deshechos que se almacenan por precaución) y sobre todo permite generar toda la energía que podamos necesitar sin depender de fuentes externas.

El miedo que nos han metido siempre con la posibilidad de una fuga (todo conocemos lo ocurrido con Chernobyl), el pánico a los cementerios donde almacenar los residuos radiactivos… Todo tiene unos intereses políticos y económicos.

Sólo te pongo un ejemplo:

En Reino Unido han decidido apostar por la energía nuclear, en Francia saben perfectamente que es la mejor solución a corto plazo y la mejor fuente para obtener hidrógeno que será el combustible del futuro a largo plazo… En España la tendencia era hacia la desaparición de las pocas centrales que quedan y quizás alguien tenga miedo que Zapatero sucumba (fácil que pensemos eso conociéndole) a las presiones de ingleses y franceses y decida desarrollar una nueva política que favorezca el desarrollo de la energía nuclear.
Qué pueden hacer para frenar este posible cambio de política? Fácil: guerra mediática. Cómo? Muy sencillo:

Y días después lanzas esta otra noticia todavía más impactante:

Si a estas dos noticias le sumas ésta otra:

Es normal que si ahora haces una encuesta entre la población, estoy seguro al 100% que todo el mundo estará en contra de la energía nuclear.

Lo que nadie explica a la población es que al resto de sistemas energéticos no se les obliga a almacenar sus residuos contaminantes, ni tienen tantos niveles de seguridad, ni se controla tanto su impacto medioambiental…

Todo el mundo estaba cagado de miedo cuando escuchó la noticia del escape de Ascó (la primera vez que pasa algo así en España) pero a nadie parece importarle que cada vez que se hace una radiografía reciba dosis de radiaciones 1.000 veces más peligrosa que la que pueda emitir las partículas que salieron de Ascó o las que contenía el equipo de topografía que robaron, pero eso nadie te lo cuenta, verdad?
A nadie le preocupa que cada fin de semana mueran 50 personas en las carreteras y que los coches superen con creces el límite legal de 120km/h, cuando sabemos que los excesos de velocidad son los principales culpables de los accidentes mortales.

Entonces es cuando piensas (al menos yo lo pienso) si en realidad todo ésto son preocupaciones de la sociedad o son intereses creados por “alguien” que quiere meternos el miedo en el cuerpo cuando hablemos de energía nuclear. Ya sabemos que la mejor manera de tenernos controlados es sembrando el miedo, no hay nada más peligroso que un hombre que no teme a nada (no recuerdo quién dijo ésto, pero lo clavó).

De hecho el nuevo nacionalismo ha abrazado el ecologismo como nueva bandera. Hasta los propios terroristas de ETA están defendiendo también su nuevo ecotage, atentando contra instalaciones de trenes que no respetan el medio ambiente (cuesta creerlo pero así es).

  • Ecotage: Actividad de protesta en relación a la protección ambiental cuando se basan en sabotajes a la producción o a las operaciones de instalaciones que contaminan el ambiente (los protestantes se toman las pistas de aterrizaje para evitar que los aviones usen una pista que causa mucho ruido).

Como siempre digo, no dejes que tu opinión propia venga determinada por lo que otros te cuenten. Investiga y crea tu propia opinión fundada, conociendo todos los pros y contras. No les sigas el juegos a los políticos con intereses ocultos, serías otra parte más del engranaje.