Imagina la situación, todo muy USA. En la capilla de la Oral Roberts University organizan unos ejercicios espirituales (no me mires así, es una universidad de esas religiosas) y alguien tiene la brillante idea de llevar un águila calva para que haga un vuelo rasante. El águila calva es la típica que todos tenemos en el imaginario cuando pensamos en los símbolos americanos.

Pues bien, sueltan al animalito, hace un par de pasadas y el público comienza a corear entusiasmado el «U-S-A, U-S-A, U-S-A» cuando de pronto el águila se empotra en las cristaleras y cae a plomo ante el estupor del respetable. Tranquilo, el bicho está bien, no se hizo daño, nunca publicaría un video así si el animal hubiera sufrido daño.

En este video se ve mejor la hostia que se pega contra los cristales:

Y en este otro se ve que el águila está sana y salva:

La próxima vez que pongan un video en la pantalla gigante. Pero claro, no sería Yankilandia.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.