Un joven chino se disfrazó de anciano para viajar en avión y pedir asilo político en Canadá

La historia es de lo más surrealista que he visto en mucho tiempo, más propia de una película estilo Misión Imposible (donde eran tan habituales las máscaras de látex).

Todo comienza en un vuelo de la compañía Air Canada que despegó desde Hong Kong a finales del mes de octubre con destino a Vancouver. Uno de los pasajeros era un anciano (o eso parecía) de raza caucásica, muy arrugado, que pidió ayuda a las azafatas para poder ir al baño. Cuando se abrió la puerta no había rastro del anciano pero si de un joven veinteañero de origen chino, lo que dejó desconcertadas a las azafatas. Nada más aterrizar fue llevado a dependencias policiales donde solicitó asilo político (por un momento pensé que se había disfrazado de viejo para poder usar la tarjeta de pensionista y viajar más barato con el Imserso).

Y digo yo, éste hombre cómo ha podido pasar los controles de las autoridades chinas antes de poder subir al avión? Ojo, que estamos hablando de China, no del aeropuerto de Ciudad Real. Allí imagino que estas cosas se deben controlar a rajatabla, no? Doy por hecho que además de la máscara de látex, la gorra y las gafas, debía de usar un pasaporte falso con la foto del anciano, verdad?

Siempre pienso que si a este le han pillado significa que ya otros 100 chinos más han conseguido lo mismo sin que nadie se diera cuenta. Eso fijo.

Sin duda este tipo de noticias te deja con la cara de tonto durante un rato, sobre todo porque la próxima vez que se siente a tu lado una señora mayor le buscarás las costuras de la máscara a ver si es otro chino disfrazado.

Hay gente pa’tó.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑