El que ha estado en un restaurante japonés sabe a qué me refiero cuando le hable de la salsa Wasabi. Es lo más asqueros, picante, nauseabundo, repugnante, insoportable… Mi primera cena en un japonés la recuerdo por mojar un poco de sushi con muuuucho wasabi, nadie me avisó y me jodío por completo la cena, todo me sabía igual. Es un ardor tan fuerte, no se parece a otros picantes como el pimiento chile o la pimienta, es más intenso y menos duradero. Te juro que todavía tengo el sabor memorizado, no lo olvidaré jamás.

Pues imagínate lo que debió sentir este loco que en un programa de radio se atreve a aceptar el reto de esnifar en directo una raya de wasabi. Mejor que veas su reacción después del «subidón»:

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.