Si amigo, la estupidez humana es infinita (ya lo dijo Einstein) y la última prueba la tienes en la nueva moda que nos llega desde Reino Unido (aunque ya hay 800 videos iguales en youtube). Se trata de «beber» vodka por el ojo, así de sencillo. Abres el ojo, te apoyas la botella y dejas que el líquido te moje el globo ocular. Aquí un video demostrativo por si alguien todavía no lo ha entendido:

En serio, esta gente tiene algo de cerebro o la droga ya les ha destrozado cualquier signo de vida inteligente? Nadie les ha explicado que el Vodka suele tener un 40-50% de alcohol, que les puede producir inflamación, quemaduras, coagulación de los vasos sanguíneos del ojo y cicatrices en la córnea! La mucosa del ojo no protege del alcohol como lo hace la mucosa del estómago, IDIOTAS!!!

Ah vale, que todo tiene una explicación, se basa en la teoría del «Drunk Quick» (borracho rápido) que explica que el alcohol del Vodka llega más rápidamente a la sagre a través de los vasos sanguíneos que rodean el globo ocular.

Era lo último que me quedaba por leer, en serio. Esta gente se merece todo lo malo que les pueda pasar, pero luego como siempre seremos nosotros los que paguemos sus tratamientos médicos, no?

Vale que nuestros padres tontearon con los hongos, el LSD y algunos hasta la heroína. Nosotros hemos sobrevivido al hachís barato y la coca cortada con toda clase de mierdas. Pero lo que se meten ahora los chavales no debe ser nada bueno, tanta química hará que nuestra especie retroceda dos o tres niveles de desarrollo intelectual, en serio. Nos vamos a quedar tontos de la baba!

Para conocer el grado de estupidez de la juventud española sólo hay que contar a patir de hoy cuanto tarda en aparecer en Facebook algún grupo de Fans del método Drunk Quick. Ya existe (en inglés) un grupo llamado Eyeballing Vodka, veremos lo que tardan en abrir uno made in Spain.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.