Si, suena extraño pero es eso exactamente, un río submarino. Se encuentra en Cenote Angelina, unas cuevas submarinas de México y las imágenes son espectaculares:

Vale, tiene truco. No se trata realmente de un río de agua: es una bolsa de gas de Ácido Sulfhídrico y como es más denso que el agua, se producen fraccionamientos por diferencia de densidad (generalmente es por descomposición anaerobia de restos orgánicos), por eso se acumuló en el fondo de la cueva que alcanza hasta 60m de profundidad.

Increíble que todavía encontremos cosas así de sorprendentes en la naturaleza, alguno piensa que ya lo había visto todo…

Visto aquí