Envía a una Stripper para que la suplante en una reunión de antiguos alumnos

Quién no ha tenido que asistir a una reunión de antiguos alumnos, esas fiestas donde vuelves a verle la cara a tus antiguos compañeros de clase después de 10 años, donde todo el mundo critica lo mucho que has engordado y lo calvo que te estás quedando…

Pues parece que Andrea Wachner decidió preparar una gran broma con motivo de una fiesta de este tipo. Como hacía 10 años que no se veía con la mayoría de los asistentes, sabía que muchos no podrían recordar su rostro, así que decidió enviar a una stripper para que le suplantara (las dos se parecen en cierta manera), le puso un pinganillo en el oído y le fue chivando lo que tenía que decir y hacer cuando fuera viendo a cada uno de los asistentes. Además, envió a un equipo de tv que hizo creer a los asistentes que iban a grabar un documental sobre este tipo de reuniones, pero en realidad estaban grabando en tiempo real y Andrea Wachner podía verlo todo desde su habitación, así sabía en cada momento lo que tenía que soplarle a su sustituta para que nadie le pillara.

Para justificar su cambio de aspecto hizo creer que había tenido un grave accidente de tráfico (cierto) y que le habían tenido que hacer cirugía reconstructiva y sufría amnesia (todo mentira), aunque es inevitable que siempre alguien no se lo creyera, si que le tomó el pelo a la mayoría de los asistentes.

Y lo que más impresionó fue cuando la sustituta de Andrea se marca un striptease delante de todos…

Grabó la broma y la subió a Youtube, donde ha recibido miles de visitas y ahora está en conversaciones de llevar su broma al cine en forma de documental, porque el resultado fue un experimento sociológico de primera categoría.

Os dejo con un trailer del documental que lleva por título I remember Andrea,  está en inglés pero se entiendo lo más importante:

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.