Aunque la Operación Bikini suele comenzar después de Semana Santa, quizás quieras empezar a perder esos kilos que te sobran para que este verano no seas el más gordo de la playa.

Algunos hemos tirado ya la toalla en lo relacionado con mantener una dieta y un peso equilibrado todo el año, así que no nos queda otra opción que adelgazar para lucir bañador este verano, y luego ya en invierno nos volveremos a cebar a gusto, jejejeje.

Si crees que el tuyo es un caso perdido te voy a poner unos ejemplos que he encontrado en la red y que dibuja un poco de esperanza en el horizonte, porque sólo tienes que ver el cambio tan espectacular que han logrado estos pacientes sufridores:

Vía | Onua

Ya ves, debajo de esa capa de grasa sebosa hay un cuerpo con todo tipo de músculos, de hecho se rumorea (aunque para mi que es una leyenda urbana) que todos los tíos tenemos abdominales, aunque en mi caso sólo tengo una, eso si, bien desarrollada, juassssss.

Todos sabemos que siguiendo un plan de ejercicios y acompañados de una dieta equilibrada baja en grasas, es cuestión de tiempo de que recuperes tu aspecto «normal», pero eso es fácil decirlo si tienes mucho tiempo libre para dedicártelo a ti, sin no hay estrés en tu vida, si la ansiedad no hace que te comas los paquetes de donetes de dos en dos, si cuando no sabes que cocinar tiras de la freidora (aaggghh), si para ti salir a tomar algo es acabar en el McDonald’s pidiéndote un McFlurry… En estos casos es difícil mantenerse en un peso decente, y será cuestión de tiempo de que no encuentres tallas en Carrefour, recurras a la sección de tallas grandes y finalmente te tengas que ir al mercadillo a comprarte pantalones «elásticos» de la talla 56.

Hace tiempo leí que a partir de los 30 años no se debería engordar más de 1kg por año. Esta cifra es algo ajeno a muchas personas que mantienen su peso desde que eran unos chavales, pero para otras, para las que sufren el efecto yo-yo, estoy seguro que «sólo» engordar 1kg por año es algo casi inalcanzable, porque esa cifra se suele doblar, triplicar y en los peores casos incluso multiplicarse por 10!!!

Si quieres adelgazar debes primero plantearte muy seriamente que necesitas cambiar tu estilo de vida. Si no estás dispuesto a romper tu rutina entonces es mejor que lo dejes, te evitarás muchas frustraciones, cabreos y sobre todo no someterás a tu organismo a esas dietas suicidas que suelen regalar en el SuperPop.

Y ahora qué me dices? Te apuntas al gimnasio (por tercera vez pagas la matrícula), te vas mañana por la tarde al Decathlon y renuevas tu vestuario (la camiseta de Cobi ya está pasada de moda), te mentalizas que hay que gastar más energía de la que se ingiere cada día y seguro que en 5-6 meses verás unos efectos casi milagrosos. Pero si por el contrario utilizas el método suicida, de esas dietas basadas en no comer hidratos de carbono, no tomar grasas, comer mucho de un sólo alimento… Eso es como dispararse en el pie, porque tu organismo necesita hidratos de carbono, grasas y comer variado, por eso lo mejor es que reeduques tu alimentación y luego añadas un poco de ejercicio a la semana, parece fácil pero a la hora de llevarlo a la práctica resulta un esfuerzo titánico.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.