25 años del 12-1 a Malta

Hasta el año pasado el único partido memorable que recordábamos de la Selección Española de fútbol era el mítico 12-1 que le metió a Malta en la fase de clasificación de la Eurocopa de Francia 84.

Quizás muchos de vosotros no había nacido todavía, pero fue un hecho histórico para la sociedad española, que estaba en plena transición, por lo que supuso una especie de fenómeno de optimismo masivo que incluso influyó en la economía. Era la primera gran celebración que se tenía después de las oleadas de atentados terroristas que habían alterado gravemente la paz social.

Después de aquel partido hubo otros muy famosos, como el 4-1 a Dinamarca en el Mundial de Mexico 86 (el partizado que hizo Butragueño), el 1-0 a Dinamarca en la clasificación para el Mundial de Estados Unidos 94 (donde Cañizares hizo su gran debut)… Y poco más.

Por suerte este año la Selección ganó merecidamente la Eurocopa y poco a poco hará que nos olvidemos de aquellos partidos que por una razón u otra desataron la histeria colectiva, y al menos por unos minutos fuimos todo lo felices que nos permitía la situación socioeconómica de aquella época.

La casualidad ha querido que el 25 aniversario del partido frente a Malta (que se celebrará el próximo domingo) coincida con un partido de Liga entre el Betis y el Athletic Club de Bilbao, por lo que la afición bética ha preparado un mosaico con los colores de la Selección que llenará las gradas de la zona reformada del estadio, la que se verá en tv (el partido lo darán en C+ y podrás verlo también en internet desde los enlaces que ofrecerán los amigos de rojadirecta).

Lo más lamentable es que he leído en algunos foros que se quiere aprovechar la ocasión para hacer alarde de españolismo frente a un equipo vasco. Una especie de venganza por lo sucedido el año pasado, un partido lamentable, donde un energúmeno alcanzó con una botella al portero visitante y el partido se suspendió con 1-2 en el marcador. Los minutos que faltaban nunca se jugaron y los 3 puntos les fueron de perlas para los vascos que se estaban jugando el descenso a Segunda División.

Cuando comenzamos a mezclar banderas y fútbol la cosa suele acabar mal, muy mal…

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.