Reconozco que he sufrido un exceso de hype con el descubrimiento de Medium, pero tenía mis motivos. Con sólo dos posts logré volver a comunicarme con los lectores, generar comentarios y debate en algo tan muerto como los blogs personales.

Después de dejar pasar unos días analizo con calma el asunto y veo que lo que de verdad me ha enganchado es la facilidad para publicar un artículo, directamente desde el frontend del blog. Entras, ves si hay algún comentario de un lector, respondes si hace falta y luego publicas desde la misma página.

Era eso lo que estaba perdiendo por culpa de tanto Twitter, donde a veces un tuit no es suficiente para expresar una opinión, y por vagancia no nos vamos al blog para desarrollarlo con más detenimiento, total, sabemos que tu blog no lo va a leer nadie y en cambio en tu perfil de Twitter si que lo puede leer más gente.

wordpress-medium

Pero parece que ese hype no me ha pillado sólo a mi de golpe, hay miles de usuarios que se han dado una vuelta por Medium para conocerlo de primera mano, tener presencia, y hacer lo de siempre: seguir a los mismos que ya sigues en Twitter, FB y blogs.

Todos coinciden en la comodidad que ofrece esa plataforma, tanto para publicar contenido como para dejar opiniones. Han logrado enganchar a una comunidad de blogueros y lectores de blogs, que se sienten muy cómodos recuperando esa conversación tan 2.0 cuando ya todo parece que tiene que ser 3.0.

Lo de cerrar mi blog para pasarme a Medium fue un pensamiento que me duró sólo dos días, el tiempo suficiente para recordar por qué tengo un blog: es mi medio de comunicación y yo decido cómo, cuando y donde. Medium siempre será un lugar genial donde yo no puedo decidir nada más que el contenido que publico. De hecho no sé todavía cómo hacer para ver sólo los posts de los perfiles que sigo, ahora me sale contenido de blogs que no sigo ni me interesan.

Y como cambiar el theme de WordPress no era suficiente, empecé a buscar algo que convirtiera mi blog en lo más parecido a Medium. Charlando con algunos amigos en Twitter descubrí que había ya varios plugins que añadían a tu blog la posibilidad de publicar desde el frontend. El más popular parece que era Barley (25€) y como yo soy de la hermandad del puño, busqué alternativas gratuítas y que tengan a la comunidad de WP detrás (después de tantos años confío más en una comunidad que en una empresa que puede abandonar el desarrollo de un plugin cuando le de la gana).

Y claro que existe, se trata de WP Front Editor, está todavía en fase beta, pero este post lo he escrito con este plugin directamente desde la página frontal de mi blog, sin entrar en el editor de entradas. Lo descubrí desde el blog de Pagely, donde tienes muy buenos consejos para mejorar tu blog, por ejemplo, aquí explican un poco más cómo funciona el plugin y cómo puedes usarlo.

Medium en WordPress

Es tan simple como pulsar en “+Nuevo””Entrada” y se te abre un frontend en blanco, con un aspecto similar al de Medium, donde puedes poner el título y luego ir añadiendo imágenes, párrafos…

Por ahora está en fase beta, es sólo la versión 1.0.0 y ha recibido la última actualización el pasado 20 de noviembre, aunque llevan desde antes del verano trabajando en este nuevo frontend. De hecho creo que en WordPress no van a tardar en apostar por este nuevo sistema de publicación, con un drap&drop mejorado, que invite a publicar al bloguero, que sólo entremos en el backend de WordPress para hacer cambios importantes.

De hecho, por fin vemos cómo queda de verdad nuestro post mientras escribimos, algo que me ha dado siempre muchos quebraderos de cabeza. De hecho Medium detectó ese hueco en el mercado de los CMS y fue a por él con un interface minimalista que nos ha enamorado a muchos usuarios.

Ahora te toca a ti decidir si te quedas en Medium o regresas a tu blog con un plugin que te permita publicar desde el frontend. Yo creo que lo tengo claro.