No es la primera vez que hablo de este tema, de lo fácil que resulta manipularnos en las redes sociales, compartiendo imágenes o noticias que nadie se preocupa de contrastar, pero que no dudan en difundir entre sus seguidores.

Hace meses sucedió con una imagen trucada, se difundió entre miles de usuarios, una vez desvelado el montaje pocos difundieron la corrección. Entiendo que cuando quieres atacar a tu rival utilices todas las armas a tu alcance, pero si usas la mentira entonces pierdes credibilidad, algo fundamental cuando crees que tú tienes la razón y no el contrario.

Durante esta semana he vuelto a ver otro caso parecido de difusión de imágenes falsas para atacar al rival, y la gente la ha compartido sin pararse a pensar si era o no cierta. Da igual, lo importante es tener munición con la que atizar y cuanto más sensacionalista, mejor.

La cosa fue más o menos así: leyendo las noticias destacadas en ViraliZzer vi esta imagen que me llamó la atención. Aparecía en la sección de tuits más virales, pero algo no me cuadraba en la imagen. El tuit original ha sido borrado, no hice copia, pero no importa, se ha seguido difundiendo a lo largo de toda la semana, siempre con el mismo sentido.

Indicaban que las mujeres que salían en la imagen era represaliadas por el franquismo, que les hacían desfilar en Semana Santa con este aspecto después de haber sido maltratadas. Aquí un tuit cualquiera que repetía el contenido:

Tuit rapadas

El caso es que la imagen me llamó mucho la atención por el aspecto de las chicas. No tenían cara de haber pasado una guerra, ya sabes a qué me refiero. Así que utilicé la búsqueda inversa y localicé la fuente original, el rodaje en 2011 de un documental de la represión franquista en Oñati (Guipúzcoa), y lo que vemos en la foto son actores recreando aquellos momentos.

Aquí me llega la duda moral. ¿Usarías imágenes de una película? Me refiero a que ya puestos sería mejor usar imágenes reales, ¿no? Como esta:

Mujeres rapadas en Oropesa (Toledo) por ser familiares de republicanos. Fuente: sbhac.net

Mujeres rapadas en Oropesa (Toledo) por ser familiares de republicanos. Fuente: sbhac.net

Ahora que has visto una imagen real ya entiendes a qué me refería con que las de la imagen difundida no tenían cara de haber pasado una guerra.

El caso es que me interesó el tema y comencé a buscar información sobre esta práctica de rapar la cabeza a las mujeres como represalia y a modo de humillación pública, incluso hay un libro sobre “Las Rapadas“. Y mira por donde parece que es algo muy habitual de aquella época y practicado por todos los ejércitos.

En España se practicó por el fascismo de Franco, en Alemania el nazismo hizo lo mismo con mujeres que se hubieran acostado con hombres que no fueran de raza aria, en Francia la Resistencia hizo lo mismo con las mujeres que se hubieran acostado con soldados nazis…

Es decir, los “vencedores” humillaban a las mujeres como gesto de vejación. No era algo exclusivo del fascismo o de los demócratas. Simplemente era un sistema habitual en esa época y como tal hay que tomarlo. El problema de juzgar la historia usando nuestra moral actual es una pérdida de tiempo y un error habitual. Pero ese es otro asunto del que ya trataremos.

En definitiva, seguimos siendo facilmente manipulables en las redes sociales, nos tragamos cualquier cosa que vemos retuiteada, nadie se preocupa de comprobar nada, eso es lo de menos si lo comparamos con ganar seguidores, RTs y FVs y toda esa mierda.

Actualizo:

Este es el documental origen de la foto (esa imagen es del minuto 6:25).

http://vimeo.com/52246372