Después de ver este video he estado a punto de crear el premio a los Huevos de Acero y entregárselo a este mercenario uzbeco que trollea a un francotirador en algún lugar de Siria. No hay mucha más información sobre el lugar ni sobre el protagonista, pero no tiene desperdicio ver cómo le toman el pelo a un francotirador y se echan unas risas mientras las balas pasan a pocos centímetros de ellos.