Hace unos días pasé por una calle de Barcelona y vi a un tipo montado en una bicicleta preciosa, parecía una vieja moto pero a la que le habían puesto unos pedales. No encontré información en la red y pensé que era un diseño personalizado de un tipo muy manitas, pero no, parece que todavía queda gente con buen gusto y que se atreve a lanzar al mercado una apuesta tan arriesgada como esta.

Se trata de Oto Cycles, si, suena parecido al ciclo de Otto que habrás estudiado en termodinámica, pero nada más lejos de la realidad, porque lo que esta gente diseña y fabrican son bicicletas eléctricas. El diseño es sensacional, las fotos son chulas, pero la tienes que ver en vivo para que te lleves las manos a la cabeza porque son una chulada.

La que vi por la calle creo que era el modelo OtoR, porque no llevaba protección en la cadena y las ruedas eran bicolor, pero no estoy seguro. Si era este modelo, por lo que leo en su web, lleva un motor eléctrico con 40km de autonomía, no está nada mal para el uso diario, y alcanza 40 ó 55km/h en función del motor que montes, que también está estupendo para callejear por el centro. No, no soy posible cliente porque no vivo en la ciudad ni suelo usar la bici, pero me ha hecho gracia que tienen el taller a pocos kilómetros de donde vivo, quizá algún día les haga una visita a hacer fotos.

Lástima que no he encontrado precios, parece que todo son fabricaciones bajo pedidos, al gusto del cliente que elige todo, potencia, colores, asientos… Todo personalizado, lo que es sinónimo de caro. Pero ¿quién dijo que el buen gusto era algo barato? Os dejo el único video que he encontrado sobre Oto Cycles: