En 1.910 las lluvias provocaron que el río Sena inundara la ciudad de Paris, pero no se desbordó, en realidad el agua anegó la ciudad al filtrarse por las redes de metro y alcantarillado (los daños superaron los 1.500 millones de euros de la actualidad). Hoy, 101 años después y gracias a Olivier Campagne y Balzi Vivien podemos revivir esa inundación, recreada en su totalidad, minuto a minuto, con tecnología CGI. El agua es tan increiblemente real que parece mentira que sea producto del ordenador de un experto diseñador.

Via | FC