Cómo le explicarás a tus nietos que un día, hace muchos años, hubo un político que logró ser el primer afroamericano que llegaba a la Casa Blanca. Que en cuestión de 2 años ganaba el Premio Nobel sin que se le reconozcan méritos destacables en ese sentido y con tropas repartidas en varias guerras por todo el mundo.

Pero más complicadolo tendrás para explicarles que ese premio Nobel de la Paz encargó el asesinato de un supuesto terrorista, en otro país ajeno a EE.UU. y sin mediar juicio previo ni defensa por parte del supuesto culpable.

Además, te preguntará que cómo puede ser que ese país que sale a la calle a celebrar el asesinato de una persona sea el país que vela por las libertades y el estilo de vida occidental. Precursores de la democracia y los derechos humanos, que dictan sus propias leyes en casos excepcionales, sin dar explicaciones a nadie.

Norteamericanos salen a la calle a celebrar el asesinato de Osama bin Lade. Foto: AP

Cuando llegue ese día tu nieto cantará una canción que cuando tú eras pequeño tenía otra letra:

– Donde está bin Laden, matarile, rile, rile.
– Donde está bin Laden, matarile, rile, lo.
– En el fondo del mar, matarile, rile, rile.
– En el fondo del mar, matarile, rile, lo.

Ahora en serio, después de 10 años, qué sentido tiene eliminar a Osama bin Laden? Alguien que haya leído algo sobre cómo funciona Al-qaeda piensa que por eliminarle desaparecerá el terrorismo islámico radical? Han convertido a bin Laden en un nuevo mártir, un héroe para los más jóvenes, que ahora tiene otro modelo de conducta al que imitar.

Quizás dentro de unas semanas tengamos información suficiente para poder hacer un análisis más completo, pero es muy extraño que al conocerse la muerte de bin Laden bajara el precio del petróleo y subiera el índice Nikkei japonés.
Hay alguna mano negra detrás de todas estas coincidencias? Quién se beneficia de ese asesinato además de Obama, que con este golpe tiene asegurada la reelección?

Hoy me vienen a la cabeza muchas preguntas sin respuestas. Me guardo otras como:

Por qué hubo una manifestación en Valencia por el Día del Trabajo, al que asistieron menos de 10.000 personas (habiendo 5 millones de parados) y en cambio en Roma hubo 1,5 millones de personas asistiendo a una beatificación papal?

Eso mejor lo dejo para otro post, que tiene tela de guasa la cosa.

Por cierto, bin Laden no podrá celebrar el ascenso del Betis, ya lo lamento.

ACTUALIZO

Aviso a la población que cree en la homeopatía: bañarse en el mar no supone riesgo de convertirse en terrorista islamista, pese a que EE.UU. haya hecho desaparecer el cuerpo de Osama bin Laden en el océano.