CastellersEl hecho de que recientemente hayan sido declarados los Castellers como Patrimonio de la Humanidad debería servirnos para se comiencen a utilizar como ejemplo de trabajo en equipo.

Este tipo de tradiciones suponen una puesta en práctica de una serie de valores universales como el trabajo, la unión y la amistad. El buscar cada día superar nuevos retos con la ayuda del que está a tu lado, así juntos podréis edificar algo grande. No hay discriminación, cada uno puede encontrar su puesto en función de sus capacidades físicas, pero en absoluto se excluye a nadie.

Vale, no soy casteller y seguro que uno si te podría hablar mucho más de lo que pueden representar. Pero yo lo que estoy escribiendo lo digo por lo que me transmiten al verlos en tv, y eso tiene mucho mérito. No es para menos cuando ves videos tan impresionantes como éste:

Lamentaría mucho que pasaras por alto esta hermosa tradición por culpa de los prejuicios anticatalanistas. Ya sabéis que yo soy catalán de adopción y en más de una ocasión me han ofrecido participar en una colla de castellers (será por mi tamaño, que me quieren usar de anxaneta jajaja).

Estoy deseando poder ver alguna vez en vivo a la colla de Mataró, los que lo han podido ver cuentan que es emocionante el ambiente que se respira.

Hay que seguir manteniendo la cultura del esfuerzo y el trabajo en equipo. El mundo nos conduce al individualismo, justo el punto donde somos más débiles.