Me encantan las miniconferencias que publican en TED. La enorme ventaja de disponer de subtítulos supone tener acceso a una gran cantidad de charlas impartidas por auténticos genios. La última que he visto y más me ha impresionado es una presentación de un prototipo de “nevera” que permite enfriar líquidos sin necesidad de consumir electricidad.

Te imaginas la gran utilidad que tendría para conservar vacunas y alimentos en países del tercer mundo que no dispongan suministro eléctrico? Su funcionamiento se basa en la energía termodinámica y han conseguido fabricarlos tan baratos que valdrían unos 30€ en el mercado. Sólo tienes que calentarlo durante 30min, dejarlo enfriar durante otros 60min y luego ya lo puedes meter en un recipiente de 15L de agua que te la mantendrá helada (casi en su punto de congelación) durante 24h! Si, has leído bien:

Lo dicho, si el conocimiento humano se utilizara para buenos fines nadie pasaría hambre ni moriría de sed. Pero amigos, esa ya es otra historia.