El problema de la superpoblación de palomas en Barcelona ha alcanzado niveles alarmantes. Cualquiera que haya intentado cruzar por Plaça Catalunya sabe a qué me refiero. Pues el otro día encontré a un par de operarios en Passeig de Gracia, echándole de comer a las palomas. Pensé que sólo eran un par de bromistas dispuestos a hacerles alguna putada a las palomas, pero no, la cosa es mucho más entretenida.

Observa este video donde utilizan una especia de catapulta-cañón lanzadera, que despliega un red en menos de un segundo, atrapando a muchas palomas a la vez, sin hacerles daño (aunque por mi las podrían convertir en abono para las plantas):

ACTUALIZO:

Curiosamente publiqué este post a las 11:00h de la mañana y a las pocas horas aparece el mismo video y la noticia desarrollada en:
Qué casualidades tiene la vida, eh? Sobretodo porque ese video es de febrero, no es actual precisamente. En fin, una más, qué más da. Por cierto, yo si les he enlazado a ellos pese a que han copiado la noticia sin citar fuentes.