Recordad a nuestra demagoga de guardia favorita, fue en junio del año pasado cuando Leire Pajín hizo público su oráculo sagrado:

Que José Luis Rodríguez Zapatero ostente la Presidencia de la UE y Barack Obama presida EEUU será un acontecimiento histórico para el planeta y supondrá una esperanza para muchos seres humanos.

Casi un año después ya sabemos todos que se refería a ésto: nos encontramos a Zapatero haciendo todo lo contrario que había prometido en su programa electoral y Obama hablando de lo malo que son los videojuegos e internet.

Así estamos y parece que nadie es responsable de la situación. Actúan como si todo hubiera cambiado de la noche a la mañana sin tiempo a reaccionar, por eso ahora se lanzan medidas improvisadas, que son rechazadas por la sociedad, sin el apoyo del resto de fuerzas políticas, sindicatos, patronal…

Es que si lo analizamos bien, detenidamente, sin posicionarnos políticamente (si, ya sé que te cuesta, pero inténtalo un rato) la cosa tiene miga. Tenemos a un gobierno cuyas siglas son su peor condena: la P de partido está en duda si escuchas a los socialistas catalanes que amenazan con segregarse de la federación socialista, la S de socialista se acaba de poner en duda cuando las últimas medidas aprobadas suponen el mayor recorte social de los últimos 30 años, jamás se había bajado el sueldo a los funcionarios ni se habían congelado las pensiones, la O de obrero debe sonar a recochineo en los hogares donde todos los miembros están actualmente en paro y con pocos meses de subsidio de desempleo para salir adelante, y la E de español suena absurdo en pleno conflicto de identidades nacionales, supranacionales, independentistas, radicales…

No me gustaría estar en la piel de ZP por nada del mundo en estos momentos. Debe ser difícil de soportar la presión desde todos los frentes, con una posible huelga general a la vuelta de la esquina y como no, las elecciones del año que viene que serán su puntilla final. Creo que él mismo pensaba acabar la legislatura sin mojarse el culo tomando medidas antisociales, pero por no querer mojarse le acabaron dando un baño de agua fría.

En estos momentos tenemos a un partido socialista llevando a cabo medidas económicas propias de la derecha más conservadora, recortando derechos sociales (congelación de pensiones, reducción de la inversión pública, eliminación del cheque-bebé…) y subvencionando a los bancos que nos llevaron a esta situación. Ya puestos, por qué no votamos al PP que en cuestiones económicas relacionadas con putear al personal ya son unos expertos? Si nos van a dar por el culo, al menos que sean profesionales del oficio, no?

Pues no creas que el PP hará algo diferente a lo que está haciendo ahora ZP, tenemos un sistema económico intervenido por la UE, nuestras cuentas son supervisadas hasta el último euro, y las consecuencias todavía no las vemos, pero van a ser tremendas, dantescas, dramáticas incluso. Nos quedan 5-6 años de pasarlas canutas, apretarnos el cinturón, olvidarnos de ahorrar y rezar porque nuestra economía no empeore todavía más.

Hace 2 años que se viene hablando de la crisis financiera, pero se ha desperdiciado ese tiempo desmintiéndola y mirando hacia otro lado, regalando pagas de 400€, cheques-bebé y demás golosinas. Nunca han tenido un plan de trabajo ni aceptaron sugerencias. Ahora que tienen la espada de Damocles encima se lanzan en brazos de Rajoy pidiendo colaboración.

A ver señores del gobierno, si quisiera tener un gobierno de derechas habría votado al PP, pero si le votaron a usted será porque lo que esperaba la gente era que cumpliera su programa electoral. Que las circunstancias de lo impiden? Pues dimita, pregunte de nuevo a la gente quién quiere que le saque del problema, al menos esta vez tendremos un gobierno elegido para sacarnos el agujero en el que nos ha metido el de Zapatero.

Cuando pasen los 18 meses de paro que están cobrando muchos de los 4 millones de desempleados en nuestro país, qué ocurrirá? Habrá movilizaciones como en Grecia? Viviremos algún tipo de revolución social? No, tranquilo, aquí no habrá otra guerra civil, pero si que se puede poner peligroso el futuro a corto plazo.

Me comenta un conocido que tiene una armería, que están doblando la facturación en los últimos meses, la gente comienza a tener miedo y están renovando su permiso de armas para tener algún juguete en casa con el que defenderse de los miles de delincuentes que hasta ahora tenían trabajo y que volverán a las andadas cuando se acabe el subsidio por desempleo. Eso si hace que me cueste dormir por las noches.