En la familia de mi mujer siempre han tenido mascotas, y cuando digo mascotas no cuento a los perros que siempre han formado parte de la familia (han tenido de todo, desde pastor alemán, salchicha… y ahora llevan años con rottweilers). Pero según me cuenta mi suegro, ya desde pequeño le encantaban los animales, no era extraño verlo pasear por la calle con un erizo, un hurón, un lagarto o lo que se te ocurra.

Así que hemos pensado que si nuestra hija saca la vena “veterinaria” del abuelo lo mejor es que vaya aprendiendo lo que significa tener una mascota en casa. Vale, ahora tenemos un perro, pero ella no se preocupa de su manutención, así que estuvimos pensando en qué tipo de animalito le podríamos regalar, sobre todo teniendo en cuenta que ella todavía no ha cumplido los 2 añitos.

Una tortuga? Un hamster? Un pez? Un pez sería muy sencillo de mantener, no hace ruido, no ensucia, no muerde, no come mucho, es muy bonito y siempre se está moviendo. Decidido, un pececito para la reina de casa!

Así que mi mujer se presentó en casa con una pecera pequeñita (decorada con motivos de Buscando a Nemo) pero que traía todos los accesorios básicos para mantener con vida a un bichito. Por la tarde nos acercamos a la tienda de animales y nos informamos un poco sobre los diferentes tipos de peces, cuales dan menos trabajo de mantener, sobre todo pensando en que la niña deberá hacerse cargo de su mantenimiento (asumiendo su responsabilidad). Parece que el pez perfecto para estos casos existe, se trata de los peces Betta:

El Bettaluchador de Siam (Betta splendens) es una de las especies más populares entre los peces de agua dulce. Es un miembro de la familiagourami (familia Osphronemidae) del orden de los Perciformes, aunque fue clasificado entre los Anabantidae. Es nativo de la cuenca Mekong en el sureste de Asia.

Aguantan lo que le eches, agua tibia, sin controlarles el pH, espacios reducios, le das de comer cada 2-3 días y le cambias 1/4 del agua del acuario cada semana. Así de simple (eso espero) y así de sencillo.

Pues aquí os presento al nuevo miembro de la familia, se llama Betta (macho de color verde Betis) y a la niña le encanta:

Betta fish

Cuando se levanta por la mañana va a darle un beso de buenos días (a través del cristal) y antes de irse a dormir le desea buenas noches a Betta.

Mi intención es que aprenda desde pequeña el ciclo de la vida, que aquí estamos de paso, que tarde o tempranos nos morimos y la vida continúa. Es algo que aprendí desde muy pequeño y creo que eso me ha ayudado a sobrellevar la pérdida de seres queridos en mejores condiciones que otros miembros de mi familia.

Creo que estos peces pueden vivir hasta 2 años si los cuidas bien, no tengo ni idea si el bicho llegará vivo al verano, pero lo que deseo es que Anna entienda que una mascota requiere una dedicación, compromiso y respeto. Por muy pequeño que sea no deja de ser un ser vivo que merece todos sus mimos y su cariño.

P.D: Alguien sabe que tal saben los peces Betta a la plancha?