En la gala de los Goya 2010 me sorprendió ver a Fele Martínez recogiendo un premio en nombre de Mateo Gil. Se trataba del Goya al mejor Corto de Ficción y no lo había podido ver hasta hoy mismo, os lo recomiendo: