Atentos a esta declaración que he leído hace un par de días y que automáticamente recibe el premio al Gilipollas de la Semana:

Yo nunca quise tener una página web, ni cuando estaba en Primera. Te dicen que estás atrasado, que si no te actualizas… Pero joder, lo que no controlo es que no me interesa. Una página web sólo sirve para contar mentiras. ¿Acaso usted ve en las páginas de los clubes los contratos que tienen los jugadores, cuánto muevo yo en el Compostela…? Vale, sirve para distraer, pero no para publicar cosas reales. Es más, le explico. El Compostela tiene dos páginas webs, una que es oficial y otra que no. Con la oficial llevaremos un mes y ya estoy pensándome si seguir o no…

José Mª Caneda (Máximo accionista de la SD Compostela)

En manos de quién están los equipos de fútbol??? Si pensabas que no había nada peor que Jesús Gil, Lopera o Piterman, aquí tienes el ejemplo de lo que es un hombre de negocios del s.XXI que además es dueño de un equipo de fútbol que durante varios años estuvo en Primera División. Un garrulo que hace sólo dos generaciones que se bajó del árbol es capaz de hacer unas declaraciones así y quedarse tan pancho!!!

Conozco otra anécdota que viene al caso, cuando el año pasado estaba Lopera inmerso en sus negociaciones para fichar a no recuerdo qué jugador para el Betis. Al parecer había prisas para tramitar el transfer de la federación y le explicaba el representante del jugador que se podría tramitar por internet vía email. Bien, lo primero que dijo Lopera fue:

Mu güena idea, señoreh. Mañana mihmo, a primera hora lo mandamoh. A qué hora abre intenné?

Lopera (Cortijero del Betis)

Y mira tú por donde, Dios los cría y esos se juntan. Esta misma semana ha salido la noticia de un asunto extraño que podría provocar que el Xerez bajase a 2ª División B y por tanto el Betis volviera a Primera en los despachos.

El que soltó la liebre fue Caneda que lo publicó en la web oficial. A las 24h retiró la noticia y le echó la culpa a los “chicos del interné” que habían hecho pública una noticia sin contrastarla (así me gusta, estilo periodista 2.0). Luego se supo que fue su vicepresidente el que hizo de periodista y dió la órden de publicar la noticia.

El revuelo ha sido tal que ahora hay una guerra entre el Xerez, Betis, Alavés y Compostela que está por ver cómo acaba todo ésto.