Escribo este post un domingo por la mañana, antes de ver la carrera del GP de Hungría y sin tener más noticias sobre el estado de Felipe Massa después de la operación a la que fue sometido, no lo editaré aunque aparezcan nuevas noticias.

La Fórmula 1 es un deporte exclusivista, al alcance de muy pocos profesionales. Diría incluso que hay más astronautas que pilotos con la superlicencia para conducir un auténtico F1.

Por lo tanto estamos hablando de un deporte (¿?) donde todo debería cuidarse hasta el más mínimo detalle, tanto la imagen de los pilotos, el diseño de los vehículos, las medidas de seguridad en los circuitos, las retransmisiones por tv de las carreras, la información que se ofrece en tiempo real…

En el apartado de seguridad parece que la cosa no termina de controlarse del todo. La semana pasada falleció un joven piloto al recibir el impacto de una rueda que había salido despedida en un accidente previo. Ayer sábado, durante la clasificación del GP de Hungría, revivimos algo parecido.

En esta ocasión fue Felipe Massa el que recibió el impacto de una pieza suelta (al parecer pertenecía al coche de Barrichello y en las imágenes parece un objeto con forma de muelle) que le alcanzó en el casco a la altura del arco occipital izquierdo, lo que le hizo perder la conciencia momentanemente y su coche impactó de frente contra las protecciones laterales del circuito.

A los pocos segundos de producirse el accidente se convirtió en un trendtopic de Twitter, donde los aficionados a la F1 fuimos dejando nuestras opiniones sobre el accidente, comentando las noticias que se iban filtrando y sobre todo tras ver esta foto de Massa en el momento en el que lo rescataban del coche:

Foto Massa accidente

Escalofriante la foto, el impacto del objeto debió ser tremendo para producir esos daños en el casco del piloto, que está preparado para soportar todo tipo de impactos, soportando presiones increíbles y torsiones imposibles.

Al principio sólo sabíamos que Massa tenía fractura de cráneo (y eso que llevaba casco) y que sería operado para reducir el hematoma que se le había formado (lo más peligroso en estos casos). Pero parece que tras la operación la cosa no pinta bien, hay lesiones cerebrales que todavía están por evaluar pero que personalmente creo que le descartan para las próximas carreras.

En las imágenes se aprecia que la pieza es pequeña, con forma de muelle, que no parece pesar más de 500g, pero que a esas velocidades supone un impacto similar al de una bala de cañón, por eso produjo tantos desperfectos en el casco e incluso llegó a herir en la cara al piloto.

Dos piezas le han salvado la vida, primero el casco que amortiguó el impacto (cómo se fabrican) y segundo el sistema HANS que evitó que se rompiera el cuello al impactar contra las protecciones sin haber pisado el freno en ningún momento (menuda desaceleración debió experimentar).

Sólo tengo una pregunta sin responder: qué hacía ahí esa pieza y porqué estaba dando botes cuando pasa Massa?

No quiero ser conspiranoico, pero a esa altura hay una garita donde estaban sentados varios comisarios controlando la carrera. Puede que alguno de ellos, por hacer la gracia tirara la pieza dentro del circuito? Porqué no avisaron de que había objetos peligrosos en el recorrido (es parte de su trabajo)?

Sin duda no ha sido un accidente, es una negligencia por parte de los mecánicos del coche de Barrichello que perdió la pieza y de los comisarios que no hicieron su trabajo, por el que cobran, no sólo están allí para disfrutar de las carreras en primera fila.

Espero y deseo que lo de Massa acabe en algo anecdótico, una herida de guerra para enseñar a los nietos y que vuelva pronto a los circuitos.

Por cierto, de vergüenza que laSexta se fuera a publicidad durante los instantes posteriores al accidente. Los aficionados estuvimos informados por los comentarios que publicaba la gente en Twitter, nada más.

Ah, si, pole de Alonso, quizás eso era lo que más te interesaba…