Sobre los diferentes estilos pictóricos se ha escrito mucho, cientos de libros, pero no sé si hay mucho material que justifique el arte abstracto contemporáneo.

En la universidad tuve un profesor que nos inició un poco en la interpretación de las obras abstractas que buscan jugar con las formas y el color, y tengo que reconocer que llegué a aprender a apreciar alguna que otra propuesta arriesgada, pero hay cosas que me superan.

Os presento a una serie de “artistas” que no les culpo por pintar lo que pintan, lo que más me saca de quicio es el negocio que montan las galerías de arte, los mayores especuladores y manipuladores del mercado. Pero será mejor que empiece a poneros ejemplos para argumentar mi postura:

Mark Rothkowitz

Son frecuentes los grandes formatos que envuelven al espectador, con la finalidad de hacerle partícipe de una experiencia mística, ya que Rothko daba un sentido religioso a su pintura.

[flickr album=72157613958168970 num=30 size=Thumbnail]

Qué? Flipante, verdad? Espera que no te he contado lo mejor… Ves ese cuadro con la franja amarilla arriba, una blanca más delgada al centro y fucsia abajo? Se llama “Centro Blanco” y se vendió en una subasta por 54 millones de dólares… Pa cagarse!!! Espera que sigo, que la cosa todavía se pone mejor…

Jackson Pollock

Se le relaciona con el surrealismo en la medida en que su obra pictórica se basa en el «automatismo», en una escritura automática que pretende reflejar los fenómenos psíquicos que tienen lugar en el interior del artista.

[flickr album=72157613959463146 num=30 size=Thumbnail]

Mande? Un aplauso para el enterao que ha escrito esa descripción, porque nos la ha metido doblada con esas chorradas de fenómenos psíquicos. Dime si tú no serías capaz de hacer un cuadro exáctamente igual? Perdería mérito por ello? Yo creo que si, mucho, a ver si eres capaz de pintar tú el cuadro de Velazquez sobre la rendición de Breda. A que no eres capaz, verdad? Pues eso, parte del mérito de un artista es que su estilo sea único, irrepetible y que resulte dificil copiar su técnica.

Pues agárrate bien fuerte a la silla porque te vas a caer de culo cuando sepas que se subastó uno de sus cuadros (da igual cual fue, todos son iguales) por 140 millones de dólares!!! Si amiguito lector, si, has leído bien. Alguien con muy poca humanidad pagó por un cuadro lo mismo que se gastó la Junta de Andalucía en construir el Estadio de La Cartuja (otra locura).

Mira qué fácil se hace un cuadro estilo Pollock, pasa el ratón sobre ese cuadro y disfruta (será ese su mérito? Usar la técnica del goteo como el suyo propio y reconocible????).

Espera que todavía lo tienes más fácil, ya que han desarrollado una aplicación para el iPhone para dibujar tus propios cuadros usando la pantalla multitáctil del puñetero iPhone.


Y lo puedes bajar desde aquí.

Jean-Michel Basquiat

Su preocupación por transmitir en su pintura la problemática de doble pertenencia a minorías étnicas, la afroamericana y la latina, si bien es elemento recurrente de su narración pictórica, nunca se sometió a intencionalidades mensajísticas condicionadoras.

Toma ya. He tenido que leer varias veces esa crítica sobre Basquiat para entenderla, pero si te soy sincero me pierdo con lo de “intencionalidades mensajísticas condicionadoras”. Eso qué es lo que es? Basícamente tenemos a un emigrante haitiano, que empezó con el graffiti cuando era algo desconocido para la mayoría, que después de visitar un museo se puso a aplicar algunas técnicas abstractas en sus dibujos (prepárate para lo que viene…).

[flickr album=72157613960770782 num=30 size=Thumbnail]

Increíble, verdad? Pues este pobre hombre se aplicó la filosofía de vive deprisa y muere joven, porque se fue a la tumba con 28 años y ahora son los galeristas y críticos los que viven del cuento, y muy bien por cierto, porque lograron vender uno de sus cuadros por 14 millones de euros, no está mal, eh?

Y he dejado para el final a Damien Hirst, mi favorito, mi ídolo, al tío que los tiene mejor puestos, que se ríe de los galeristas, críticos, mecenas y directores de museos. Se ha convertido en algo así como el niño travieso del arte conceptual, que además maneja a su antojo toda la parafernalia que rodea a la venta de sus obras, pasando por encima de los galeristas (él es quien vende directamente sus obras, otras veces cede frente a las grandes casas de subastass, pero actúa como intermediario, así se queda con todas las comisiones). Pa la butxaca! Y por si fuera poco, tiene un ejército de artistas que son los que hacen sus obras, así que ni siquiera las hace con sus propias manos, sino que tiene un taller de becarios, al más puro estilo Ferrán Adriá, juassss.

Damien Hirst

Siendo la muerte el tema central en su obra, ésta siempre ha estado rodeada de gran polémica, más o menos premeditada, y por consiguiente de un gran seguimiento mediático. Por ejemplo, las autoridades de Nueva York le negaron en su día el permiso para exponer su Pareja muerta follando dos veces, dos cadáveres de un toro y una vaca flotando en formaldehído.

Qué, cómo te quedas? Estoy casi seguro que de la lista de artistas éste es el que más te suena por sus polémicas obras y por las cifras que se pagan por su obras actualmente. Todas las imágenes que vas a ver a continuación son obras de Hirst, no me he equivocado en ninguna aunque cueste creerlo:

[flickr album=72157613917345047 num=30 size=Thumbnail]

Si te digo las cifras que se están pagando por las obras de este espabilao no me vas a creer, pero son avergonzantes, de verdad te lo digo, son para que un día de estos alguien de un puñetazo sobre al mesa y les grite a la cara un gran “gilipollas” a todos los que participan en este circo multimillonario.

Por ejemplo, la familia real de Qatar pagó 20 millones de dólares por la obra de las 6.000 píldoras colocadas en una gran estantería…

Sigo?

No, mejor lo dejo ya porque esto resulta ofensivo moralmente. Pero no me quería despedir sin recordar a uno de mis héroes, Marcel Duchamp, un tío que tuvo los santos coj…. de presentar una obra compuesta de un urinario público, y encima llamarla “Fuente”:

Mi apuesta de futuro está con Tracey Emin, una caradura que aceptó el órdago de Duchamp, lanzando su “Una Cama sin Hacer”, y se quedó tan pancha:

Y ahora qué? Pones el despertador para levantarte a currar mañana a las 7 de la mañana o te estás pensando hacer algún tipo de obra de arte? Yo estoy juntando trozos de uña y cuando tenga 1kg las voy a ir pegando hasta formar la cara de Benedicto XVI, y le llamaré “El impaciente”. Alguien tiene el teléfono de Sotheby´s?