gestion-de-crisis-en-social-media

La crisis afectará a los eventos deportivos

6 dic , 2008  

Leo en la prensa que se está cocinando una candidatura conjunta entre España y Portugal para organizar un Mundial de Fútbol.

Crees que la situación de recesión económica es la más favorable para que se dedique miles de millones de euros en construir o reformar estadios de fútbol que en el futuro serán del provecho de empresas privadas (que es lo que en realidad son los clubes de fútbol, sociedades anónimas deportivas)???

Alguno puede pensar que ante la falta de financiación de la iniciativa privada debería ser el Gobierno el que inyecte liquidez al sector de la construcción y fomente este tipo de eventos deportivos que llevan adheridas reformas de las infraestructuras (que se lo digan a Sevilla y Barcelona lo que supuso la Expo y los JJ.OO. para la ciudad).

Si de aumentar el gasto en infraestructuras públicas se trata, quién quiere que se construyan más hospitales, colegios, autopistas, puentes… Si lo que de verdad necesitamos como sociedad es tener los mejores estadios de fútbol de Europa!!!

Los estadios, eso grandes desconocidos, esos pozos sin fondo, cuya amortización nadie ha sabido realizar, lugares donde los hinchas se reúnen cada 15 días durante menos de 3 horas… Y todo el dinero es poco para invertir aun a sabiendas que nunca se recuperará.

El caso más sangrante que conozco es el del Estadio “Olímpico” de La Cartuja, en Sevilla. Un estadio construído para los Mundiales de Atletismo de 1999 y como parte de la candidatura de Sevilla a organizar los JJ.OO. del 2008 (como pasa el tiempo).

Fue un proyecto faraónico que se construyó por encima de todos los razonamientos lógicos, pero ahí estaba Alejandro Rojas-Marcos con su Partido Andalucista, que quería construirlo para dejar su huella en la historia de Sevilla…

Pues esa huella con forma de estadio se rumorea que superó los 120 millones de euros de hace 10 años (cuando todavía no se contaba en euros sino en pesetas, así que la obra superó los 20.000 millones!!!).

Se construyó con la buena voluntad de convencer al Sevilla FC y al Real Betis Balompié para que abandonaran sus estadios y lo utilizaran de forma conjunta. Una solución poco conocida en la Liga española, pero muy frecuente en Italia, donde por ejemplo Inter y Milan comparten estadio sin problemas, por eso se construyó con el tercer mayor aforo de la Liga, por detrás del Camp Nou y del Bernabeu.

Pero eso es como pedirle peras al olmo y la propuesta cayó en el olvido, aunque el propio Lopera se ofreció a pagar la mitad del estadio con la condición de que tras el Mundial de Atletismo (o los JJ.OO. si se concedían) éste pasara a ser propiedad del Betis para su uso y disfrute.

Los políticos entendieron que de esa forma ellos no podrían sacar tanto pecho presumiendo del regalo que le hacían a la ciudad de Sevilla, a Andalucía, que digo Andalucía, a España, a Europa y la humanidad!!!

También cayó en el olvido la propuesta de Lopera y el estadio desde esa época sólo ha acogido una final de la UEFA y dos finales de la Copa del Rey (y algún concierto que otro).

No está mal, eh? 120 millones de euros para utilizarlo cada 6 meses para acoger un concierto de Bisbal es un regalo, verdad?

Por eso pienso que si organizar este tipo de eventos deportivos, un Mundial de Fútbol, los JJ.OO. de Madrid, una Eurocopa de Fútbol… Donde se invierte mucho dinero que se pierde en su mayoría en comisiones y pelotazos urbanísticos, es el mejor plan de reflotación económica del Gobierno, me temo que lo vamos a pasar peor de lo que esperábamos.

Por cierto, Solbes es gafe, verdad?

Share