Para los fans de Breaking Bad esta historia les va a resultar muy interesante, si no conoces nada de la series mejor que no sigas leyendo. La trama de Breaking Bad ya todos la conocemos, Walte White, un excelente químico tiene una vida frustrante, trabaja como profesor de secundaria mientras su exsocio es millonario gracias a una empresa que fundaron juntos pero que White decidió abandonar. El cáncer le dará meses de vida y entonces se plantea una forma de ganar dinero y asegurar el futuro de su familia, ahí entra en juego Jesse Pinkman quien le ayuda a ganar dinero fabricando metanfetamina, una droga que hace furor en EE.UU.

Pues resulta que la historia está basada, en gran parte, en un caso real, su nombre es Walter White y se hizo el amo del narcotráfico de metanfetamina desde su laboratorio rodante en Bessemer, Alabama. Durante 10 años estuvo fabricando la meta más pura del estado, ganaba miles de dólares al día. Su negocio comenzó cuando el gobierno de EE.UU. comenzó a controlar la venta de medicamentos con seudoefedrina (descongestivos nasales, por ejemplo), precursor que se usaba hasta ese momento para fabricar la meta. La fabricación cayó en picado hasta que Walter White comenzó a fabricar la metanfetamina más pura que jamás se había visto.

Mira este gráfico, en 2004 el gobierno limitó la venta de seudoefedrina, en 2008 comenzó a cocinar White:

La historia real de Breaking Bad

Justo en esa época, en una pequeña localidad de Alabama, en pleno declive industrial, se disparó el consumo de metanfetamina. Algo extraño estaba sucediendo. La policía comenzó a localizar pequeños laboratorios móviles en habitaciones de hotel, furgonetas convertidas en laboratorios para “cocinar” metanfetamina… Te suena, ¿verdad?

A diferencia de lo que sucede en la serie, su socio que se encargaba de la distribución de la droga, está en prisión cumpliendo doble cadena perpetua. El Walter White original cuenta su historia en este documental (V.O.S.), no te lo pierdas: