La línea que separa el respeto por las diferentes ideologías y la estupidez humana es cada día más difícil de trazar. En esta ocasión vamos a ver un claro ejemplo de alguien que traspasó la línea y quedó en evidencia delante de todo el mundo de que es el Gilipollas de la Semana por méritos propios.

El galardonado esta semana es el actor Toni Albà, conocido por su imitación del Rey Juan Carlos I en el programa de humor Polonia, en TV3.

Su nombre, desconocido para muchos que no ven el programa, saltó a la palestra de la polémica al lanzar un tuit donde decía:

El tuit de la polémica de Jordi Albà.

Trad: (- Carmen Machi firmó con los “intelectuales” españoles contra el derecho de autodeterminación de Cataluña? Nosotros no vamos!)

Este tuit se consideró como un boicot a la obra de teatro que Carmen Machi está representando en Barcelona en estas semanas, y entonces se armó la gorda. Su nombre apareció en prensa, recibió palos en Twitter… Y por supuesto también aplausos y ánimos de personas que piensan como él, con derecho moral para imponer su forma de pensar sobre la de los demás, que están en posesión de la verdad absoluta. Totalitarios, vamos. Yo habría pedido el boicot por sus anuncios de yogures (es coña), pero no por lo que pueda pensar ella como ciudadana.

Carme Machi lo que firmó fue un manifiesto en defensa del federalismo, junto a otros personajes de la cultura (yo no les voy a llamar intelectuales, lo siento). Este manifiesto no mantiene las mismas premisas ideológicas que los independentistas catalanes, y por tanto están autorizados a atacarles. No es el primer caso, hay otros personajes como Joel Joan, a los que este discurso totalitario les ha ido bien, recibiendo como premio el cargo de Director de la Academia de Cine Catalán.

El actor catalán es simpatizante de ERC, y como tal defiende lo que él entiende como su patria catalana. Nada que objetar, respeto su forma de ver la historia, ni le insulto, ni dejo de verle en la tele (en realidad no lo veo) por su forma de pensar. Un actor tiene que ser valorado por su talento y no por lo que piense o haga fuera de los escenarios.

Pero el premio al Gilipollas de la Semana se lo entrego porque tras publicar su tuit hubo tuiteros que le afearon la conducta, con los mismos argumentos que yo, que Albà tenía que respetar las diferentes ideologías. Su respuesta si que es merecedora de este galardón:

El tuit de la polémica de Jordi Albà.

Trad: (- Qué triste, ver gente del mundo del teatro promoviendo boicots contra compañeros de profesión por motivos “ideológicos“. A lo que Albà responde: – Ideológica? La libertad de un pueblo es no es ideología, y si no lo ves así es que tu mente de cretino no te deja verlo!)

Luego Toni Albà salió pidiendo disculpas, pero mal y tarde. Según él no pidió un boicot, y que a ella nadie le obligó a firmar nada. Vamos, que lo que pidió fue perdón de aquella manera, lo que le jodió fue el pollo que se montó, nada más. Pues para que no nos olvidemos de estos personajes le hacemos entrega de nuestro prestigioso galardón al Gilipollas de la Semana.

Actualizo:

Como decía mi abuela, para una mierda siempre hay un tiesto. Si nos vamos al otro lado de la ideología independentista nos encontramos con el diario La Gaceta, que sacó en portada a la productora Minoria Absoluta, la misma que hace Polonia, el programa donde actúa Toni Albà. Al parecer TVE ha encargado a esta productora el programa especial de fin de año, y no ven lógico que una productora “independentista” cobre de la televisión de todos los españoles. Otra vez juzgando ideologías por encima de la valía profesional de esta productora.

Portada de La Gaceta contra Minoría Absoluta