Soy fan incondicional del canal Historia. He visto como con los años se ha convertido en un canal americanista, que divulga su cultura, su historia, sus héroes, sus batallas… Y lo acepto. Pero veo desde hace un año un giro a divulgar el orgullo de lo americano, de las cosas fabricadas en Estados Unidos. Allí quieren mantener con orgullo que lo fabricado “en América” es de calidad, hecho para durar, fiable, robusto. Más o menos los valores que en Europa hemos asociado siempre a lo hecho “en Alemania”.

Y ese argumento me lleva a pensar que si lográsemos inculcar ese orgullo por lo hecho en España, relanzar la marca España en la propia España, podría ser un cable al que agarrarnos para salir de la crisis. Y parece que no soy el único que piensa así porque ya hay varias marcas que cuando anuncian sus productos finalizan con un “hecho en España”. Así de memoria me acuerdo de Renault que cuando anuncia su modelo Megane siempre finaliza con un “Fabricado en España para ser el mejor“. Pues ese es el primer paso para comenzar a desarrollar una cultura del trabajo bien hecho.

Hecho en España para ser el mejor

Durante muchos años tuvimos colgados el San Benito de que los coches españoles eran de mala calidad. Pero la realidad es que España es el 5º mayor fabricante de coches del mundo. O sea, que ese Volkswagen del que tanto presumes por ser alemán, en realidad se ha fabricado en Navarra por operarios españoles. O ese Mercedes que es la envidia de tu cuñado, no está hecho en Alemania, está montado en Vitoria. A ver si resulta que es cierto que en España somos capaces de fabricar como los mejores

Aquí ya entramos en la controversia, porque el modelo que quieren imponernos desde Europa es que España sea un mercado laboral con sueldos asiáticos. Trabajar 10 horas por 600€. Y basar la competitividad de las empresas en fabricar a bajo coste por tener sueldos bajos. Eso es un error, un tiro en el pie, un modelo que lleva a un callejón sin salida porque siempre habrá otros países que lograrán fabricar con menos costes que tú y perderás ese factor (el único) frente a la competencia.

Y en realidad deberíamos apostar todos, tú y yo incluídos, en lograr que nuestro trabajo fuese de la máxima calidad. Y cuando digo nuestro trabajo me refiero a que la próxima vez que vayas a poner una grapa a ese presupuesto te fijes bien y que la grapa quede perfecta, como si lo hubiese hecho la máquina más perfecta del mundo que sólo pone grapas. Y si te dedicas a limpiar cristales, que tus cristales queden relucientes y sin una mota de polvo. Y si te dedicas a servir cafés en un bar, que las cucharillas estén relucientes, los vasos impecables, que el sobre de azúcar esté siempre a la izquierda y al otro lado la cucharilla, que no se te olvide limpiar una mesa nunca, que recibas a todo el mundo con una sonrisa…

Hay que seguir aportando nuestra máxima ilusión en todo lo que hacemos. Eso nos hará diferentes a la competencia y la gente siempre sabe elegir. Los habrá que prefieran un camarero sieso que sirve en vasos pringosos pero que el café le cueste 20 céntimos menos, pero en cambio hay otro público que pide a gritos ser tratado con delicadeza, como si fueran reyes, pese a que sólo te están pagando 1,50€ por un café.

En mi trabajo actúo así. Lo que yo produzco se vende por todo el mundo. Y quiero que cuando un chileno o un chino utilice mis productos diga, “joder, cómo se nota que es español, es muy bueno“. Eso no es sólo cosa mía, es filosofía de empresa y parece que no va mal, la crisis nos ha pasado de largo porque nunca apostamos por fabricar más barato en Marruecos, sino tratar de hacerlo todo lo mejor posible para aportar calidad frente a la competencia. Y por supuesto, sin salir de España, porque aquí ya son suficientemente bajos los sueldos como para que sea rentable fabricar cualquier cosa (sólo hay que compararnos con nuestro entorno y ver el salario mínimo que cobran frente al nuestro). Y sabéis una cosa? Parece que funciona. Hay muchos clientes que ya están cansados de la calidad de lo hecho en China, de la rigidez de fabricación de los alemanes. Y buscan un sistema intermedio que podría ser el Hecho en España. Buenas calidades a precios competitivos.

Ya sé que mucha gente prefieren pensar que “por esta mierda de sueldo no me voy a matar yo trabajando”. Esa actitud nos ha llevado a esta situación también. Tu sueldo está en función de muchas variables, pero tu mano de obra debería ser siempre impecable, la mejor que puedas ofrecer. La competencia por un puesto de trabajo es tan alta que tienes que aportar algo diferente. Unos dirán que deberías ofrecerte a trabajar por menos dinero, o echar más horas. Yo te propongo que utilices otro modelo de conducta: trabaja siempre con la máxima atención y con toda la calidad que puedas ofrecer. Se supone que vas a vivir toda tu vida de ese trabajo, al menos disfruta de lo que estás haciendo y haz felices a los que te rodean.