No sabía como contaros que hoy cumplo 35 años sin sonar presuntuoso o peor aún, como si fuera uno de esos gurús de la blogosfera que reciben miles de mensajes de felicitación de todo el mundo el dia de su onomástica. Así que he recurrido al viejo truco de poner algo de música para ligarme a la chica que me gusta, bueno, en su versión 2.0 que viene siendo algo así como elegir los mejores 35 discos que he escuchado en mis 35 años de vida. Habrá de todo, música conocida por todos, grandes clásicos en los que coincidiremos muchos, otros en cambio me harán perder lectores por mi dudoso gusto.

No sabría como empezar clasificándolos, si por épocas, por puntuación, por órden alfabético o por azar. Bueno, creo que lo mejor será hacerlo por fecha y así utilizo de excusa la edad que tenía cuando pensaba que ese era el mejor disco de todos los tiempos. Creo que la edad lo perdona y lo justifica todo, verdad? Pues allá vamos, recuerda que soy de 1.977, el Punk llega a nuestro mundo, el glam-rock se está agotando, la música electrónica está llamando a la puerta y la musica disco es la reina de las pistas en América.

1.977 – Fleetwood Mac – Rumours

Lógicamente no pude escucharlo recién nacido, pero si que lo he podido disfrutar a lo largo de toda mi vida porque tiene temas ya convertidos en clásicos, como el “Dreams” o “Go your own way”, que hemos escuchado en las bandas sonoras de muchas pelis de los 80.

Podía haber elegido el disco “Hotel California” de The Eagles, pero quitando el single de ese disco el resto son mucho menos conocidas. Este sonido de guitarras me encanta, me ayuda a relajarme para estudiar y para concentrarme cuando tengo mucho trabajo.

1.978 – Police – Outlandos d´amour

Un año de vida, me sigo cagando y meando encima, pero este disco sonaba en la radio que había comprado mi padre en Alemania y eso te ayuda a desarrollar un cerebro sano, por cojones. Con temas como “So lonely” y “Roxanne” que siguen sonando en la radio hoy en día con la misma frescura que cuando vieron la luz, este disco ya se merece con creces entrar en esta lista.

Siempre digo que Sting quiso hacer punk en este primer disco de The Police y no supo, pero en cambio encontró un sonido característico que ha sabido mantener a lo largo de toda mi vida.

1.979 – Madness – One step beyond

2 añitos, en el chalet de la playa nos divertíamos grabando cintas con mi padre y mi hermana. En la radio sonaban algunos temas de Madness o eso recuerdo. Tiene temas que hemos escuchado mucho en publicidad, sacaron a la luz un estilo que luego llamamos todos el Brit-Pop.

En casa no se escuchaba Punk, tampoco había música folklórica, mi padre era muy fan de los cantantes italianos de los 60, pero la música de las bandas británicas también tenían hueco en su discoteca particular. En Madness al menos había variedad instrumental, y eso le encantaba a mi padre, sobre todo ese saxo tan reconocible en las canciones de este álbum.

1.980 – AC/DC – Back in Black

3 añitos y me entero que pronto llegará una hermanita para que juegue conmigo. Este es un clásico del que todos hemos escuchado algún tema porque llevan más de 30 años enganchando a nuevos aficionados al buen rock.

Era el primer disco donde Brian Johnson como vocalista sustituyó a Bon Scott tras su trágica muerte. Creo que en aquel momento pocos apostaron por el futuro de la banda con este cambio, pero está claro que lo han logrado. Hay que reconocer que incluso los que no hemos sido “heavys” nos gusta este disco, porque en realidad tiene temazos que ya son clásicos.

1.981 – Queen – Greatest Hits

Nació mi hermana perqueña y comencé a ejercer de hermano protector con 4 añitos. Hace falta presentación de este disco? Soy de los que piensan que este recopilatorio tiene los temas que mejor han envejecido en la historia de la música moderna. Y personalmente considero que junto al próximo disco de la lista son los 2 mejores de todos los tiempos.

Lo curioso es que lo retomo por temporadas, lo meto en el iPod y me da por escucharlo durante una semana. Luego lo borro y no lo vuelvo a escuchar durante muchos meses, hasta que por algún anuncio en la tele o algo así me acuerdo y lo vuelvo a retomar. Un diamante del rock.

1.982 – Michael Jackson – Thriller

Con 5 años ya comienzo a tener recuerdos más nítidos, sobre todo del Mundial’82, de los álbumes de cromos de los jugadores, de mi primer año en el cole. Otro disco que todo el mundo conoce y del que todos hemos bailado alguno de sus temas. Creo que de hecho es el disco icónico de mi generación, algo así como el “Abbey Road” de la generación de nuestros padres. La de veces que habré escuchado la cinta que me grabaron con este disco, la de pilas que he gastado en el walkman escuchándolo una y otra vez.

1.984 – Bruce Springsteen – Born in the U.S.A.

Con 7 años ya comenzaba a tener claras algunas cosas sobre qué tipo de persona quería ser y a lo que me gustaría dedicarme: dibujar aviones de guerra. Otro clasicazo que no escuché hasta que ya fui bastante mayor. Nadie en mi entorno escucha la música del Boss, pero recuerdo que su estética estaba presente en las pelis americanas que nos criaron en los 80, ya sabes, baquero ajustado, bandana en la frente y camiseta con las mangas recortadas. No sé si mi hija el día de mañana sabrá reconocer el valor de este tipo de música.

1.985 – Dire Straits – Brothers in Arms

8 añitos, ya le tenía echado el ojo a alguna chica que me daba esquinazo. Lo mío con las mujeres estaba claro desde el principio, me tendría que batir el cobre si algún día quería ligar con alguna. Para compensarlo, Dire Straits sacó al mercado un discazo que situaría en la estantería a la misma altura que el “Thriller” de Jackson y el “Greatest Hits” de Queen. Tiene temas que seguimos escuchando hoy y suenan maravillosamente, tiene un sonido especial.

1.986 – Mecano – Entre el cielo y el suelo

9 años, hice la comunión y me regalaron un Casio PT-1, el mini-órgano que se convirtió en icono de mi generación. Y a casa llegó Mecano de la mano de mi hermana mayor. Este disco sonaba en la cassette una y otra vez, porque tiene temas que han cantado y bailado varias generaciones.

1.987 – BSO Dirty Dancing

10 años y las chicas comienzan a ocupar más tiempo mi cabeza que otra cosa. Esta película la vimos a escondidas en el cine de verano porque, según aquellos tiempos, era una peli para mayores por los bailes y las escenas picantes. El disco quizás no lo has escuchado completo, pero su tema estrella es ya un top 10 de los más “hartibles” de todos los tiempos.

1.988 – Mecano – Descanso Dominical

11 años y en casa la música que se escuchaba era la que ponía mi hermana mayor que ya tenía 19 años y estaba, supuestamente, en la “onda”. Mecano a todas horas, pero al menos hay que reconocer que este disco tiene canciones estupendas, “La fuerza del destino”, “No hay marcha en Nueva York”. Fueron los mejores años de Mecano sin duda.

1.989 – Luz Casal – V

12 años, mis padres compraron el primer video VHS y comenzamos a grabar los videos musicales que ponían en la tele, pero en la música seguía mandando mi hermana que compraba los vinilos de Luz Casal. Hasta ahora había cantado siempre rock y de pronto se marcó un discazo cambiando de estilo. Otro clásico para la lista.

1.990 – Juan Luis Guerra y 4.40 – Bachata rosa

13 años, a punto de acabar la EGB, ya hacíamos nuestras fiestas a modo de guateque en la casa de la abuela de algún compañero de clase. Este disco tenía canciones para arrimar la cebolleta con la jamona de turno y robarle algún piquito cuando le alcohol ya hacía mella en su moral ultracatólica. El caso es que todavía cantamos y bailamos muchos de los temas de este disco, por algo será, verdad?

1.991 – Presuntos Implicados – Ser de agua

14 años, comienzo el instituto, me doy el batacazo con los suspensos, pero las chicas (maravilloso invento de la naturaleza) comienzan a hacerme caso. Y claro, no dejo pasar la oportunidad de explorar nuevos “horizontes”. Pero en la música comencé a tener mis propios gustos musicales, descubriendo grupos que pocos de mis amigos escuchaban.

Este disco de Presuntos Implicados, además de ser el mejor de su carrera, me acompañó durante muchos años a lo largo de mi vida. Creo que es una joya poco conocida. Cuando lo ponía años después en mi coche mis amigos me llamaban moña, pero me la sudaba, eran muy buenos.

1.992 – Kiko Veneno – Échate un cantecito

15 años, llegan las malas notas, el fracaso escolar es mi amigo y rompo con mi grupo de amigos de toda la vida. Para compensar la crisis vital llega a mis manos este disco que es uno de mis álbumes de cabecera. Lo escucho al menos una vez al año desde que recuerdo. Tiene temas sencillos, pero por alguna razón hacen que me sienta bien, y eso ya vale su peso en oro.

1.993 – El último de la fila – Astronomía Razonable

16 años, no tuve problemas de acné, pero si de sobrepeso, así que no sabría decirte qué es peor en la edad del pavo, si estar feo o gordo. Comencé a frecuentar nuevas amistades con gustos musicales diferentes, me descubrieron el universo de Manolo García y caí rendido a sus pies, y hasta el día de hoy sigo fan de todo lo que hace.

1.994 – Bon Jovi – Cross Road

17 años, deseando sacarme el carnet de conducir para salir de fiesta por otros pueblos y dejar atrás el mío que era un muermo. Creo que fue una época genial en mi vida, todo el día intercambiando cintas con los amigos y escuchando todo tipo de música. Me ha costado mucho elegir un disco para este año, dudaba entre el que sacó Antonio Flores, el Unplugged de Nirvana que era una pasada… Fueron muchos en aquella época, pero el de Bon Jovi me parece el mejor para recordar una época en la que el “Livin’ on a prayer” me parecía la mejor canción de todos los tiempos.

1.995 – Héroes del Silencio – Avalancha

18 años, murió mi padre, así que me cuesta recordar algo de música de aquel año, porque como ya imaginarás todos los recuerdos son tristes y desagradables. Si recuerdo bien que mi vecino se gastó el dinero de la beca en un equipo Pionner de la hostia, con 2 altavoces del tamaño de una nevera. Con esa potencia de sonido había que buscar algo cañero y cualquier tema de Héroes cumplía a la perfección, quizás mi favorito era (y lo sigue siendo) “La chispa adecuada”, no tan cañero pero redondo en todos los sentidos.

1.996 – Jarabe de Palo – La Flaca

19 años, con coche y carnet la vida se ve de otro color. En la radio de un viejo Ford Fiesta llevaba siempre puesta la cinta de un grupo que todos conocimos por un anuncio de Ducados, un tema fantástico llamado “La Flaca” les hizo famosos y vivieron del cuento desde entonces sin sacar nada que tuviera la misma calidad. Este disco empata técnicamente con “Older” de George Michael, el primer cd que me compré, se vino a casa el mismo día que me compré el equipo de música con mi primer sueldo. Imagínate la de veces que lo llegué a escuchar siendo el único que tenía en casa. Es una maravilla, una obra maestra de disco.

1.997 – Alejandro Sanz – Más

20 años, las primeras novietas y claro, en la radio del coche ya no sólo suena la música que más me gusta a mi. Pero reconozco que Alejandro Sanz con este disco dejó atrás la etiqueta de cantante para chicas adolescentes y llegó a un público más adulto. Fue su despegue mundial, lógico con temas tan buenos como “Amiga mía”, “Y si fuera ella” o “Corazón Partío”.

1.998 – Piratas – Fin de la 1ª Parte

21 años, cambio de residencia, otra ciudad, otros amigos, otro ritmo de vida. Y en la radio del coche sonando Madonna que se reinventaba por enésima vez con su Ray of Light. Pero a mis manos llegó el recopilatorio de los Piratas y fue como un boom. Me hice fanático de esta gente. Pocos grupos me han gustado tanto como ellos. El disco me lo podría cantar hacia delante y hacia atrás. Trabajé de camarero en aquella época para ganarme unas pelas en verano, pues al cerrar el bar a las 2 de la mañana, me montaba en mi coche y ponía este disco a todo trapo. Cada noche, cada noche, cada noche…

1.999 – BSO “The Matrix”

22 años, comienzo a compaginar trabajo de noche y clases en la universidad por la mañana. Eso lo haces cuando eres joven y el cuerpo lo aguanta todo. Hoy no sería capaz de empalmar 8h trabajando de noche y luego 6 más haciendo deporte en la facultad. Un día me llevan al cine a ver una película de la cual no había oído hablar nunca: Matrix. Y flipé en colores. En cuanto llegué a casa busqué en internet (si, ya tenía un bono 15 de esos que podías navegar a partir de las 18:00h) y conseguí la banda sonora. Es brutal, soberbia, llena de obras maestras de estilos duros, no al gusto de todos. Una BSO histórica.

2.000 – Maná – Grandes Éxitos

23 años, llegan todas las frustraciones porque desde pequeños me hice muchas ilusiones sobre cómo sería mi vida en el año 2.000. Y claro, lo comparaba con el presente y me daban ganas de llorar. Este disco me lo tuve que tragar en un viaje a Chamonix, desde Sevilla y en bus. O sea, casi 4.000kms escuchándolo una y otra vez, una y otra vez. Creo que cuando me muera y pase por delante de mi toda mi vida en diapositivas, la película se quedará pillada cuando llegue a esa época y saldrá ese disco una y otra vez. Mi cerebro no superó ese trauma, las secuelas son evidentes hoy en día.

2.001 – Estopa – Destrangis

24 años, a punto de terimar la carrera y un compañero se compró un Seat Panda rojo y me puso una cinta con un grupo que cantaba algo de un piñazo por culpa de la raja de una falda. Fue un descojone descubrir a esta especie de Neo-Chichos, con un sonido típico de la rumba catalana de los años 70-80. En aquel momento hice una de mis habituales predicciones estrellas y no les vi futuro ni para un segundo disco. Yo y mi talento natural para descubrir lo que le gusta a la gente.

2.002 – Operación Triunfo

25 años, me entero que un amigo de la familia, Manu Tenorio, entró a un concurso de la tele para jóvenes talentos que querían ganarse la vida como cantantes. Imaginad el panorama, todos los lunes a las 22:00h, en mi casa no se movía nadie del sofá para no perdernos nada de Operación Triunfo y apoyar a Manu para que llegase lo más lejos posible. Esa navidad fui a verle a su casa (bueno, la de su abuela, para eludir a las fans) y flipé con el fenómeno OT y todo lo que lo rodeaba. Ese año mi gusto musical se basó en escuchar las versiones de temas populares versionados por Chenoa, Rosa, Manu, Nuria Fergó y Bisbal. Si, todos tenemos un pasado.

2.003 – Fito & Fitipaldis – Lo más lejos, a tu lado

26 años, conocí a una rubia catalana chateando por internet y eso cambió mi vida. El título de universitario quedó colgado en mi habitación para los restos, pero mi colección de discos rondaba ya la cifra de 400 cds descargados de internet. Por eso pude redescubrir grupos como Fito & Fitipaldis, de los que sólo había escuchado algunos temas hacía muchos años, en una cinta de mi primo, sólo recuerdo una que decía “tu te llamas Inés”, pero eso era de cuando todavía se llamaban Platero y Tú. En este caso mi don de adivino funcionó y el tiempo me dio la razón sobre el talento de Fito haciendo canciones. Me encanta todo lo que saca al mercado. Este “Lo más lejos de ti, a tu lado” sonaba en modo contínuo en mi coche.

2.004 – Alejandro Sanz – Grandes Éxitos 91-04

27 años, cambio de ciudad, cambio de vida, cambio de familia, cambio de hábitos, cambio de ambiente, cambio de amigos, cambio de trabajo… Todo en mi vida cambió en este bendito año, y con el tiempo creo que fue como una catarsis personal, romper con lo antiguo para dar espacio a lo nuevo. Si no lo hubiera hecho así no sé donde ni como estaría hoy en día. De aquel año no tengo muchos recuerdos musicales, de hecho me fui dejando atrás gran parte de mi colección de música. Me costó mucho elegir un disco para este año, pero creo que el que más escuché fue recopilatorio de Grandes Éxitos de Alejandro Sanz.

2.005 – SFDK – 2005

28 años, por fin mi vida comienza a asentarse. Encuentro trabajo digno y bien pagado, comienzan los planes de boda con esa catalana que me robó el corazón. Redescubrí el hip hop, del que soy fiel seguidor de la escuela sevillana, y en ese año salió al mercado el mejor disco de SFDK. No sé cuantas veces lo habré escuchado desde entonces, lo tengo como uno de cabecera.

2.006 – Tote King – Un tipo cualquiera

29 años, más cambios positivos. Me casé, cambié de empresa por una multinacional donde sigo trabajando todavía. En lo personal fue un gran año, pero comienza el declive físico desde entonces, más kilos y menos pelos, ese es el resumen. La música de aquel año fue sobre todo rap, buscaba algo tan bueno como el disco de SFDK y estuve escuchando mucho a Tote King, Violadores del Verso… Pero me quedo con el discazo que sacó el Tote. Otro de cabecera que he escuchado un millón de veces.

2.007 – Amy Winehouse – Back to Black

30 años, y me pasó algo parecido a cuando cumplí los 23 años en el año 2.000. Uno de joven se imagina cómo sería su vida a los 30 años y luego las decepciones hacen mella en muchos aspectos. Yo tenía cubiertas todas mis necesidades materiales y afectivas, pero notaba un vació extraño. Ese vació comenzó a llenarse cuando mi mujer me dijo que estaba embarazada. Alegría, alegría! El disco de Amy Winehouse fue como un regalo caído del cielo, qué gozada de música y que manera de romper el mercado con un estilo tan viejo para muchos. Aldabonazo de los buenos el que logró la pobre Amy con su disco.

2.008 – Vetusta Morla – Un día en el mundo

31 años, nació mi hija y eso te marca para toda la vida. Renuncias a parte de tu vida, a mucho de tu tiempo libre, duermes mal, comes peor, tardas unos meses en acostumbrarte a la presencia de una persona nueva en tu vida íntima. Muy poco tiempo para escuchar música, pero tuve la enorme suerte de descubrir a Vetusta Morla. Su disco “Un día en el mundo” es el disco que más veces he escuchado en los últimos 4 años. Lo tengo añadido al iPod, en Spotify, la mayoría de sus canciones las tengo seleccionadas como mis favoritas. No sabría explicarte qué tiene este grupo, no soy nada hipster, eso ya lo sabes, pero con estos chicos me ha pasado algo así como me pasó con Piratas cuando los escuché en 1.998.

2.009 – Michael Jackson – The Essential

32 años, parece que mi vida se estabiliza por fin. La bendita rutina se apodera de mi vida y logro tener seguridad en casa, en el trabajo, en la parte económica… Y va y se muere Michael Jackson! Lógicamente, aunque sólo sea como homenaje póstumo y por la de veces que volví a escuchar sus mejores temas, elijo su disco como el que más escuché ese año. Creo que Michael Jackson es junto a Steven Spielberg dos de los personajes que más nos han marcado a la generación que crecimos en los 80.

2.010 – Els amics de les arts – Bed & Breakfast

33 años, me voy transformando en un catalán más. La mejor prueba que tengo es que el número de grupos que cantan en catalán es cada día más numeroso en mis playlists de Spotify. Pero destaco especialmente uno, El amics de les arts. Poco conocidos fuera de Cataluña, pero tienen un estilo propio que me encanta. Sabes esas canciones de Sabina que te cuentan una película completa? Pues con esta gente pasa lo mismo, te cuentan historias completas y me encanta cómo lo hacen. Lamento si no dominas el catalán, te pierdes un grupo fantástico que ha sabido mantener el nivel en su nuevo disco que salió en el 2.012.

2.011 – Adele – 21

34 años, algunos problemas de salud hacen que comience a tomarme en serio lo de mantener la línea y hacer deporte. Son los primeros achaques de la edad. Por suerte descubro la voz de Adele y eso me hace compañía cuando salgo a correr para que el corazón esté más fuerte y sano. Qué descubrimiento. Recuerdo que al principio cuando recomendaba su disco me decían muchos que era un tipo de música que no me “pegaba” nada en absoluto. Ya me lo imagino, pero su voz me conquistó desde el primer momento y creo que será un disco que sonará durante los próximos 10 años, porque tiene temas maravillosos.

2.012 – Els amics de les arts – Espècies per catalogar

35 años, mi vida presente. Tengo la enorme suerte de tener una hija sana, una mujer que me adora y un trabajo al que no le afecta la crisis. Me he integrado perfectamente en una tierra diferente a la que me vio nacer, con sus peculiaridades, sus cosas buenas y sus cosas malas, pero puedo decir que prefiero vivir en Cataluña antes que en Andalucía. Mi forma de ser es más de catalán que de andaluz. Me gusta el espíritu emprendedor del catalán, el amor por su tierra, la constancia, el esfuerzo, el puntito de arrogancia también me gusta, para qué voy a negarlo. Y la riqueza cultural en la que crecerá mi hija es una gozada, lejos de procesiones, santos y vírgenes. Que nadie se ofenda, pero prefiero ver a mi hija crecer en una sociedad bilingüe, donde hay más museos que iglesias. Repito grupo, pero como ya dije más arriba, su nuevo disco tiene temas geniales, mejores incluso que los de su anterior disco. Tiene algunos temas que me llenan personalmente y eso vale oro hoy en día donde toda la música suena igual.

Bien, estos han sido mis 35 discos en mis 35 años de vida. Como ya te puedes imaginar hay muchísimos que no he podido poner. Hubo años en los que descubrí 3-4 discos que sigo escuchando hoy en día, pero he hecho el esfuerzo de elegir sólo uno para no saturar. En cambio hay otros años en los que no tuve ningún gran descubrimiento y me ha costado hacer memoria para encontrar algo decente.

Es una lista personal, tan diferente como somos tú y yo. Quizá compartimos algún disco favorito, tal vez odies todos los que elegí. Pero esos 35 discos pueden ser un resumen perfecto de mi vida y este post espero leerlo dentro de varios años y me sirva para recordar en qué momento me encontraba a los 35 años.