Las becas como equilibrio o como premio

Sigamos con la universidad de mierda que tenemos, pagándola (los que pueden) a precios de primera categoría, para obtener diplomas que no sirven para nada, porque ni la sociedad demanda mi especialidad ni estoy realmente bien formado para adaptarme a las necesidades del mercado laboral.