Si juzgáramos por igual a Facebook y a las Macrofiestas

Si la policía le notifica a Facebook o Twitter que hay usuarios delinquiendo, sólo echan a la calle al que está cometiendo el delito, y listo. Ni multa, ni sanción, ni nada. A los 10 minutos el tipo al que echaste vuelve a entrar en tu bar y sigue cometiendo el mismo delito. Así funcionan las redes sociales como Twitter y Facebook.