La pintura hiperrealista de Alyssa Monks

Ya sabes que soy un ferviente enemigo del arte conceptual que llena tantos museos de arte moderno. No acepto que me venga un pintamonas, me monte una performance comiéndose una lata de calamares en su tinta y se cague sobre un lienzo ante la atenta mirada de una panda de gilipollas que le aplauden. Vale, […]