A limpiar WCs por titulitis

El protagonista de esta historia es un tipo con tanto orgullo que le nubla el juicio. Sigue pensando que un título es algo que se puede «refregar por la cara». Vive en el siglo pasado, concretamente hace 70 años, cuando un título era algo valioso y difícil de conseguir. Sigue creyendo en la «titulitis». Pues parece que la vida será la que le enseñe de verdad en qué año vive, cuál es la situación real del mundo del periodismo. Quizá así deje de echarle las culpas al sistema, al mundo cruel que no le da el trabajo que él se merece.