La muerte del rey de Arabia Saudí hizo que miles de súbditos quisieran mostrar sus condolencias con la familia real. Así que siguieron la tradición de estrechar sus manos, uno a uno, como se hace en otras casas reales europeas. Sólo que allí tuvieron una brillante idea para no tener que hacerlo «en persona».

Hicieron unos carteles a tamaño natural de los tres miembros principales de la familia real y contrataron a tres extras para que asomen la mano. Es lo más WTF que he visto en mucho tiempo.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.