Recuperé mi dominio .com casi 10 años después de perderlo

El próximo 4 de abril cumpliré 10 años escribiendo en Soyplastic. Ya he explicado en más de una ocasión cómo empecé escribiendo sobre eMule (tuve Club-Emule.net el primer blog dedicado a esta red p2p en español) y cómo fue cambiando la temática hasta convertirse en un blog personal. Desde el principio tuve claro el nombre que tendría el blog: Soy Plastic. Era un apodo que tenía desde pequeño y me gustó la idea de conectar mi presente con mi pasado, de hecho la mitad de mis posts se los escribo a mi yo de hace 20 años, cuando todavía me llamaban Plastic.

Cuando decidí cambiar la temática de mi web venía de un dominio .net y la verdad es que no me lo pensé mucho, directamente registré Soyplastic.net como algo natural, pero al parecer eso ha sido un lastre mayor de lo que me imaginaba. Pocos meses después me aconsejaron registrar el .com pero me lo había robado. Vale, técnicamente no fue un robo porque no era mío, pero si lo entendí así porque fue un domainer que sólo quería especular con él ofreciéndolo a otros blogs que pudieran estar interesados. Ya me dirás tú qué interés podría tener alguien para querer tener mi dominio .com, de hecho nunca estuvo activo, siempre aparecía en un parking de dominios.

Posteriormente lo intenté en varias ocasiones a través del email de contacto del dominio, pero nunca me contestó. Hace un par de años se me ocurrió volver a preguntar al domainer si me vendería el dominio. No me identifiqué como el dueño del .net, sólo quería saber cuanto pedía por un dominio que llevaba «aparcado» desde hacía más de 7 años. Lo que sucedió a continuación no me lo podría haber imaginado. ¿Qué crees que hizo?

Lo primero fue enviarme un email a mi, bueno, al que él pensaba que era el propietario del .net, preguntándome precio de mi dominio .net. En ese momento no supe ver su jugada, pero fui prudente y lo divertido vino a continuación. Le contesté que era un dominio que llevaba activo mucho tiempo y que se lo podría vender por 700€. ¿Sabes qué hizo a continuación?

Me contestó (a mi yo que quería comprarle el .com) que no podía venderme el .com porque era un dominio con mucho potencial, que el futuro de los «plásticos hechos de soja» era una industria con perspectivas de negocio (soy = soja, plastic = plástico) y que estaba seguro que podría hacer caja con él (así tal cual me lo explicó). Pero que me podía hacer un favor (qué joputa) y venderme el .net por 1.500€.

¿Qué te parece? El tipo quería comprarme el dominio por 700€ para venderlo por 1.500€ y mantener el que de verdad le podía dar dinero en el futuro. Le contesté desvelando la verdad, que mi yo que buscaba el .com era el mismo que le podía vender el .net, y se pilló un rebote curioso. No, no puedo desvelar aquí la conversación porque paso de temas legales, pero sólo os digo que me quedé con una sensación de haber vengado mi honor.

De todo aquello habían pasado unos dos años, no lo recuerdo exactamente. Y hoy mientras echaba un vistazo a artículos antiguos que estoy corrigiendo (después de tantos años hay muchos links muertos y videos borrados) encontré un enlace que mostraba enlaces entrantes a mi blog. A punto estaba de cerrar la pestaña del navegador cuando veo al pie del informe que… Soyplastic.com is available.

dominio-soyplastic

No podía creérmelo. Corro a comprobarlo en un gestor de dominios y casi se me saltan las lágrimas, el dominio estaba disponible. Lo he registrado casi como si estuviera realizando un ritual divino, he tecleado el dominio letra a letra, despacio. He pagado y cuando he confirmado que lo tenía registrado le he dado un abrazo a mi mujer emocionado. Si, ya ves, soy así de tonto, me he emocionado por recuperar un simple dominio después de casi 10 años. Pero tú y yo sabemos que esto no se trata del valor material que pueda tener un simple .com (menos de 10€/año), se trata más de haber logrado vencer a «los malos», de alcanzar un objetivo a base de paciencia, de haberme salido con la mía después de muchos, muchos, muchos años.

Ya he configurado las DNS para que se vaya difundiendo en las próximas horas, así que en breve podréis comenzar a entrar desde Soyplastic.com o desde el viejo .net, que no dejaré de usar. Creo que en un par de días podréis elegir por donde entrar.

La idea de no registrar el .com pasó por mi cabeza justo antes de hacer el pago. Después de tantos años no lo necesitaba, ni voy a tener más visitas ni va a ser más fácil localizar mi blog (hoy en día pones en google soyplastic.com y te dice que si en realidad buscas el .net). Pero fue más la sensación de ganarle la partida a uno de esos personajes que hacen que internet sean cada vez menos humana y que se mueva sólo por dinero. Lo siento cabrón, pero esta vez la partida la gané yo. Fuck you!

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑