Me ha gustado mucho este video de la empresa Sigma, donde muestra su fábrica en Aizu, Japón, donde se fabrican muchos de sus objetivos para cámaras réflex digitales. Además la estética del video me ha encantado, minimalista tanto en los planos como en la música, y esos detalles me encantan.

Como curiosidad el hecho de que trabajen con tan poca luz para controlar los reflejos, que sea tan «humana» la fábrica, yo pensaba que estas cosas se hacían más con sistemas robotizados, pero parece que el ojo humano es todavía muy responsable del resultado final. Y que para las pruebas finales usen una cámara Nikon en lugar de cualquiera de las que Sigma sacó al mercado recientemente. Eso les honra porque la calidad final del producto está por encima del corporativismo.

Y siempre que veo este tipo de videos pienso lo mismo: un objetivo es barato para el trabajo que hay detrás, como los coches.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.