Hay muchas formas de censura, la más habitual es la corrección política. El que opina diferente está mal visto y peor aún si se atreve a expresarlo públicamente. Y es que la opinión es personal, no caeré en la demagogia de decir que todas las opiniones valen lo mismo, principalmente porque es falso. Tu opinión no vale lo mismo que la de un experto, por eso cuando te encuentras un bulto en el pecho vas a que te de su opinión un médico y no un mecánico de coches.

Lo que si es igual es el derecho a opinar de forma diferente, que estés o no equivocado es lo de menos. Hay gente que piensa que una operación quirúrgica de 5 horas sale bien gracias a un ser divino, otros opinan que el mérito es de los profesionales que se han formado durante años y a la tecnología desarrollada por el hombre. Ambas son opiniones, unas más fundamentadas que otras, por eso tienen mayor valor. Lo que si es igual es el derecho a expresar esa opinión. Quedó claro ya, verdad?

Digo todo esto porque he sentido un pelín de vergüenza por la caña que le están dando a Mariló Montero por mostrar una opinión basada en creencias personales. Que un periodista crea en el alma no es mucho peor que el periodista que cree que la culpa de todo lo tienen los políticos de derechas. Ambas opiniones estarán basadas en sus respectivas creencias y quizás encuentren ejemplos suficientes para justificarse en ambos caso.

Pero no caigamos en perder el tiempo en este ejemplo que es una chorrada al fin y al cabo, carne de troll twittero, poco más.  El fondo es la disctadura del mainstream, de los gurús que aparecen en las redes sociales señalando a los que se atreven a expresarse de forma diferente, a los que no comparten su opinión.

Mariló Montero es la exmujer de Carlos Herrera, un comunicador que también suele estar en contra del mainstream. Defiende el derecho a fumar, apoya las corridas de toros, es católico confeso, le gusta la cultura que hoy la mayoría ya consideramos como «rancia». Es mejor o peor profesional que un periodista progre que se muestra en contra de los ideales de Herrera?

CENSURAEsa es la clave. Asociar la profesionalidad con las creencias personales. Puedes ser un médico cojonudo y tener ideología nazi. Puedes ser un abogado de primera y considerar que los gays no deben tener los mismos derechos que los heteros. Puedes ser un brillante policía y pensar que los gitanos son todos unos ladrones.

Mi complejo de ir contra el mainstream me está haciendo que cada día le tenga más miedo a Twitter, bueno, a los gurús del mainstream que viven en Twitter, al acecho de su próxima víctima.

Ojo, que yo soy el primero que hago chistes y bromas. Pero luego están otros que se consideran cruzados que deben borrar de la faz de la Tierra a todos estos díscolos que todavía creen en almas. Mucho cuidado con estos, que con el tiempo buscarán que todos opinen igual, que nadie contradiga sus creencias que defienden como únicas y universales. Pero se están equivocando, las creencias son personales y no tienen nada que ver con la ciencia, las leyes o los derechos universales. Por muchas cifras, estadísticas y clasificaciones que me muestres yo seguiré pensando que el Betis es el mejor equipo del mundo. Sé que estoy equivocado, pero es lo que creo porque está ligado a un sentimiento personal.

No digo que no le saquemos punta a las cagadas de los famosos, políticos y periodistas. Pero una cosa es hacer un hashtag de risa y otra muy distinta es encender las antorchas y pedir la cabeza del que opina de forma diferente.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.

Únete a la conversación

7 comentarios

  1. No estoy de acuerdo, Esa señora está ahí para hacer un trabajo que NO consiste en expresar opiniones personales, francamente absurdas, que pueden perjudicar seriamente el trabajo de los médicos y la vida de los enfermos. Si su opinión no sirve más que para fastidiar mas vale que se calle, más que nada porque no le pagan por opinar.
    Si una persona hace mal su trabajo, como es el caso, por supuesto que se le puede criticar. En el caso de Carlos Herrera hay mucha gente crítica con parte de sus opiniones pero al contrario que las de su exmujer estas no perjudican la vida de nadie.
    Por otra parte si los órganos de un asesino pueden salvar la vida de una buena persona bienvenidos sean y gracias a la Ciencia por el grandísimo adelanto que esto supone.
    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/television/2012/10/25/medicos-enmiendan-plana-marilo-montero-trasplantes-alma/0003_201210G25P50999.htm

    1. Pero que barbaridad estas diciendo, por dios! A esta señora le pagan para que haga un simple programa de tv, y dentro tiene una sección que es una editorial donde expresa su opinión. Desde cuando un periodista no puede mostrar su opinión?

      1. Desde el momento en que su opinión va contra todo sentido común. Desde el momento en que su opinión puede afectar al trabajo de otros, como el trabajo de conseguir que la gente done sus órganos a pesar de todas sus reticencias sentimentales o religiosas.
        Desde el momento en que su opinión es tan absurda que choca con la opinión del medio que le paga, cosa que ella misma ha reconocido.
        Yo en ningún caso he dicho que no pueda opinar, he dicho que ha de valorar sus opiniones antes de emitirlas porque es su responsabilidad y es su trabajo. Si no es capaz de una mínima reflexión responsable antes de hablar que deje el trabajo porque le viene grande.
        Y sobre todo, lo que quiero decir, es que si esta señora puede emitir opiniones absolutamente absurdas tendrá que aceptar las críticas, es este caso acertadísimas y mas que justificadas, porque también eso es parte de su trabajo.
        Creo que no entiendo este post, puesto que tu eres el primero que tiene un blog para opinar y en su caso criticar lo que hacen otros.
        Esta claro que todos tenemos opinión, empezando por mi, pero es más importante tener responsabilidad y profesionalidad que insisto es lo que le falta a esta señora.
        Por cierto no es SU programa, no lo hace ella solita pero la cagada si ha sido suya.

        1. Eso se llama libertad de expresión, sin duda… 🙂

          A mi me parece fenomenal que en mi país la gente pueda lo que le de la gana independientemente de que «carezca de sentido común». Ya me encargaré yo de quedarme con lo que quiera.

          Dada la situación política que vivís en España, probablemente el comentario de esta señora sea tan escaso de sentido común como sobrado de inocencia. Y en cualquier caso lo prefiero antes que otro que destile tanta mala leche como el que me precede.

          1. Ja ja ja ja ja uf menuda mala leche!!!! pobrecita Mariló que pena que en TVE también tengan tanta mala leche como yo y le acaben de quitar su espacio de opinión, que gran tristeza para la humanidad y para los enfermos que esperan un órgano perder una mente tan preclara.
            Seguramente Mariano goce de una salud de hierro porque si no comprendería perfectamente mi mala leche.
            Muy orgullosa de mi mala leche si sirve para defender mis principios, he visto que me criticas a mi pero tu defensa de Mariló es tan pobre como su lógica, debe ser porque no tiene defensa, ni justificación posible ser tan sumamente botarate.
            Y ahora Mariló ¿porque no nos hablas un poco de Pueblo de Dios? que es super interesante….

  2. Jo’e como esta la peña, rebosante de mala leche. Digo yo que si esta mujer, por ese comentario, ha conseguido que alguien no done un organo, joder, es que esa persona/familiares, no estaban muy convencidos. A quien se le ocurriria hace unos dias pensar que de verdad alguien tomaria tan en serio este tema, como si no hubiera nada mas importante de lo que hablar, es su opinion y punto, si todos tubieramos que apechugar con todas las gilipolleces que decimos al cabo del dia…, no te digo na de los politicos…, creo que a pepita le toco la fibra por alguna razon, para que insistir…

Dejar un comentario

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.