Este tipo de historias hace que recuperes la fe en las buenas personas y en los trabajadores honestos. La cosa es sencilla, el realizador neoyorkino Casey Neistat regresaba de un viaje en avión y tras coger un taxi para ir a buscar su coche particular se dio cuenta que se había dejado la maleta en el taxi. En esa maleta llevaba algo de ropa y mucho material profesional de audio y video, todo valorado en 13.238,86$, unos 10.700€. Por suerte guardaba el ticket de haber pagado al taxista y sabía de qué compañía era.

lost and found in a taxi

Así que decidió grabar toda su odisea para lograr encontrar su maleta y recuperarlo todo. Al final la historia tuvo un final feliz. Casey localizó a Mohammed, quien le devolvió la maleta con todos sus enseres, y Casey decidió darle un sobre con 500$ como agradecimiento, mucho menos de los 13.238$ que habría perdido si la maleta no hubiera aparecido.

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.