Portada » Tener un compañero cuadriculado o desordenado, ¿qué prefieres?

Tener un compañero cuadriculado o desordenado, ¿qué prefieres?

Sabes esa frase típica que ponen en las ofertas de trabajo que dice algo así como «que sepa trabajar en equipo». Si, esa misma. Es un eufemismo para no decir «que sepa cumplir lo que le manda un jefe o el primer mono que pase por allí».

Hay muchas maneras de trabajar en equipo, desde los que comparten mesa de trabajo hasta los que sólo comparten reuniones periódicas de puestas en común de los progresos alcanzados. Entre esos dos ejemplos hay muchas combinaciones posibles. Súmale el tipo de jefe que tengas, que sea un brasas que todo el día está sobre tu hombro viendo lo que haces, o el que sólo te pregunta el viernes que cómo va lo suyo y que si está listo el tema. Igualmente hay jefes que se podrían clasificar en algo que sería más un término medio del «brasas» y el «pasota».

Y cuando hablamos de compañeros de trabajo hay que evaluarlos en función del tipo de «trabajo en equipo» que haces. Si es un tipo inaguantable pero sólo os tenéis que ver en una reunión cada 15 días, se puede soportar. Si lo tienes a tu lado todo-el-puto-día, compartiendo espacio de trabajo, ordenador, mesa, silla… Como no sea de tu agrado lo llevas claro.

En mi trabajo tengo un jefe y varios compañeros, cada uno en su laboratorio y dios en el de todos. Hay mucho espacio libre, no compartimos ni mesa, ni teclado, ni silla, ni nada. Te cruzas, charlas sobre el partido, la lluvia, la familia, y fuera. Es perfecto. Digo que es perfecto porque al menos en mi caso personal, tengo varias manías. Una de ellas es «mi orden». Y lo entrecomillo porque no me considero una persona ordenada, ni de coña, que os lo diga mi mujer si acaso. Pero en el trabajo me gusta serlo, no soporto cosas fuera de su lugar, si acabas de usar una cosa déjala en el sitio donde estaba para la próxima vez encontrarlo. Quizás para el que trabaje en una oficina no le importa donde dejó la grapadora, pero en un laboratorio no puedo andar con tonterías, si no encuentro algo no puedo ponerme luego a buscarlo mientras en las manos llevo un «regalito» peligroso, verdad?

Pues así soy. Si entro en un laboratorio, necesito una pipeta, la cojo, la uso, la limpio y la dejo exactamente donde estaba. Por donde paso no dejo rastro. Pero claro, qué pasa cuando alguien pasa por mi laboratorio y lo usa un momento. Pues que ya me pone de los nervios. Cada cosa en un sitio, donde caiga, ahí, de cualquier manera.

No, no soy maniático. Para mi un lugar de trabajo debe tener una máxima para el buen funcionamiento: RESPETO. Y cuando digo respeto me refiero a respeto por el compañero, por la empresa, los equipos de trabajo, el espacio de trabajo… No hacer nada que no harías en tu casa.

Si llego a tu casa, abro la nevera, dejo la puerta abierta, saco la botella de agua fría, me sirvo un vaso, dejo la puerta del armario abierta, me lo bebo, dejo sobre la encimera el vaso, la botella medio vacía (o medio llena), y me voy de la cocina sin apagar la luz… Cómo te sientes? A mi me jode, y mucho. Si, soy así de cretino. Porque pienso que cuando alguien está trabajando lo primero que se merece es respeto por su faena, y por desgracia muy poca gente entiendo y pone en práctica esa máxima.

Y qué pasa cuando te ponen un compañero en prácticas? Me matan, en serio, me-ma-tan. Cuando me enseñaban yo lo anotaba todo, me fijaba en cómo lo hacían, por qué lo hacían así y no de otra manera… Pero sobre todo, respetaba su espacio de trabajo. Será cosa de los que hicimos la EGB, que tenemos otro tipo de valores que ahora han pasado de moda.

Ahora llega cualquiera, hacen suya tu silla, te cambian de sitio las cosas, sucio, desordenado, sin un respeto mínimo por las medidas higiénicas y de seguridad… Oye, que si, que cada uno trabaja a su manera, pero yo no me dedico a fotocopiar informes, yo tengo bichitos que pueden matarte si te pones tonto!

Claro, también me dirás que debe ser horrible un compañero cuadriculado, que no acepte sugerencias, que siempre lo quiera hacer todo a su manera, en el orden que él quiera… Si, también debe ser jodido cuando intentas enseñar a un cabeza de ladrillo, pero a mi mientras un tipo haga su trabajo bien y a su rollo, sin interrumpir el mío, me parece cojonudo. Prefiero mil veces a un «sota-caballo-rey» que a un tipo desordenado que me redecora el laboratorio cada vez que entra a medir el pH de una muestra. Ya sabes a lo que me refiero.

Lo siento, hoy tuve un mal día. Llevo mal ser la niñera de nadie.

Please follow and like us:

4 comentarios en “Tener un compañero cuadriculado o desordenado, ¿qué prefieres?”

  1. La verdad que yo tanto en el trabajo como en mi vida personal me gusta ser ordenado, así puedo tenerlo casi todo controlado y no tengo que ponerme a pensar dónde puede estar una cosa. Creo que tiene muchas ventajas, p. ejemplo pierdo poco tiempo buscando cosas y se si alguien las ha cogido, ya que no suelen dejarlo como estaba. También tiene sus cosas malas, hay a veces que suelo dejar mi móvil en el mismo sitio y si no está me preocupo porque no tengo ni idea de donde puede estar…luego recuerdo que salí a hablar y lo guardé en el bolsillo del chaquetón.
    La verdad que creo que soy un termino medio, aunque más cercano al cuadriculado.

  2. Te pego esto que encontré en facebook y me gusto resume todo muy clarito:

    REGLAS BÁSICAS DE CONVIVENCIA: Llegaste? SALUDA… Te vas? DESPÍDETE… Encendiste? APAGA… Abriste? CIERRA… Rompiste? ARREGLA… Ensuciaste? LIMPIA… Mojaste? SECA… No sabes cómo funciona? NO TOQUES… No sabes hacerlo mejor? NO CRITIQUES… No viniste a ayudar? NO MOLESTES… Pediste prestado? DEVUELVE… No te pertenece? PIDE PERMISO… Hablaste? HAZTE RESPONSABLE… Prometiste? CUMPLE… Ofendiste? DISCÚLPATE… Compraste? PAGA… Amas? DILO… Te ayudaron? AGRADÉCELO… Te equivocaste? ADMÍTELO… Te gustó? CÓPIALO

  3. Te acuerdas del primer día de practicas en el Infanta cuando casi nos mandan a la policía para echarnos de allí. Me acuerdo hasta del nombre. Mª Jesús. Hija de Puta. Y tb me acuerdo del microbiólogo, valiente tío más estiraoooo…

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.