La primera vez que vi un video a cámara superlenta de cómo beben los perros me quedé sorprendido. Ahora que muestran el mismo mecanismo a través de una cámara de Rayos-X es todavía más impresionante: