La pintura hiperrealista de Alyssa Monks

Alyssa MonksYa sabes que soy un ferviente enemigo del arte conceptual que llena tantos museos de arte moderno. No acepto que me venga un pintamonas, me monte una performance comiéndose una lata de calamares en su tinta y se cague sobre un lienzo ante la atenta mirada de una panda de gilipollas que le aplauden.

Vale, si me quieres hacer esa performance y tener la osadía de hacerte llamar artista, primero demuéstrame que tienes una formación artística, que dominas alguna de las 7 disciplinas de las artes. Que me quieres vender un lienzo con dos manchurrones, vale, pero primero píntame un cuadro realista para demostrarme que sabes dominar la técnica.

Eso lo hizo Dalí, Picasso y otros genios. Al final de su carrera planteaban una serie de obras rompedoras, abstractas y surrealistas. Pero mucho ojo, antes ya habían demostrado de lo que habían sido capaces a nivel técnico.

Será por eso que admiro tanto a los pintores hiperrealistas, esos que te venden un cuadro que más bien parece una fotografía. Vale, si, es cierto. Si quiero un cuadro que parezca una fotografía pues mejor comprar una fotografía, no? Tal vez tengas razón, pero espera un momento que te voy a mostrar unas imágenes y luego me cuentas.

Se trata de la artista Alyssa Monks, que domina tanto la técnica del hiperrealismo que se atreve con lo más difícil, la interacción del agua con la piel humana y los tejidos. El resultado es de los que quita la respiración, disfrútalos:

Vía | LL

Publicado por cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.