Desconoces el estado de salud de tu pareja

La confianza con nuestra pareja siempre debería ser uno de los pilares fundamentales de la relación. Otros en cambio prefieren basarla en la fidelidad o en la buena conexión sexual.

Allá cada uno, lo que está claro es que la gran mayoría pasamos por alto un punto muy importante que quizás no te habías parado a pensar. Hasta qué punto conoces el estado de salud de tu pareja?

A ver si me explico con más detalle para que no te vayas del blog echando humo. Me refiero a que cuando comienzas a salir con tu pareja, comienzan los contactos sexuales, muchos comenzamos a poner nuestra salud en manos ajenas al dejar de utilizar preservativos porque «ella ya toma la pastilla».

No, no voy por ese lado. No me refiero a que confiamos en exceso en la buena memoria de nuestra pareja a la hora de tomar anticonceptivos. Me refiero a que comienzas a practicar el sexo con un desconocido, del que no sabes su pasado médico. Seguro que te contó con cuantas personas se ha acostado antes de conocerte, cuantos novios tuvo, pero no siempre te contará que sufrió paperas de pequeño, que tienes hepatitis C o que el tumor de su cabeza sigue aumentando cada día.

Suena un poco paranóico, verdad? O es que nunca lo habías pensado? Que si, que vuestro amor puede superar cualquier problema de salud, pero no es eso a lo que me refiero. Te has parado a pensar si tu pareja tiene alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS)? Claro, claro, tu «churri» es un tipo muy sano y no tiene nada de eso… Seguro?

Has pensado que en la mayoría de las ocasiones nos casamos con personas sin conocer su estado de salud? Cuantos de vosotros habéis visto una analítica de vuestra pareja? Cuantos han acompañado al médico a vuestra pareja antes de pasar por el altar?

No lo habías pensado? Y qué pasa si luego te casas y descubres una muy desagradable sorpresa? Ojo, que a lo mejor la sorpresa es mutua y el otro miembro de la pareja tampoco conocía esa enfermedad.

Hasta qué punto estamos actuando de forma insensata casándonos con un desconocido del que sólo sabemos que nos entendemos bien en la cama?

Te imaginas que siendo chica y con intención del día de mañana de ser madre de familia numerosa, te casas con un hombre que no sólo no puede tener hijos sino que además tiene el virus del papiloma y te contagia durante las relaciones prematrimoniales. Que esa infección te provoca un cáncer de útero y te manda a la tumba a los 3 años de matrimonio. Suena duro, verdad? Pues lo siento, pero es la puta realidad.

Profesionalmente he conocido muchas anécdotas sobre parejas que se llevan sorpresas al conocer una analítica de la pareja. Desde embarazos donde el hombre era estéril hasta contagios de ETS de la que ninguno de los dos tenía constancia.

Te sorprendería saber la cantidad de análisis que se están haciendo hoy en día sin consentimiento del otro miembro de la pareja. Hay gente que sospecha, que quiere confirmar sus dudas, que piensa que en el matrimonio no todo se arregla con amor y comprensión.

Estoy seguro que cada día aumentarán más y más las parejas que se hacen controles para llegar al altar teniendo toda la información por adelantado.

Sigues pensando después de casarte que el amor superará la enfermedad que te ocultó tu pareja?

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑