Crítica de «40, el musical» (Barcelona)

Los musicales de producción 100% española ya están aqui y están para quedarse durante muchos años. La fórmula de mezclar historia shakespiriana (chico pierde a chica/chico recupera a chica) y buena música nunca fallan encima de un escenario.

El sábado pude asistir a una de las primeras funciones de «40, el musical» que se está representando en el Teatro Victoria de Barcelona desde el pasado día 9 de septiembre, y salimos muy contentos con el resultado.

Era inevitable compararlo todo con «Hoy No Me Puedo Levantar», otro musical de similares características y que nos había encantado cuando lo vimos el año pasado. Había caras conocidas en el elenco de artistas, sabíamos que habría buena música, así que lo único que faltaba era saber si habían sabido «empastarlo» todo de forma que el resultado fuera una gran experiencia.

A ver como digo ésto sin que se ofendan los actores ni te quite las ganas de ir a verlo… Digamos que te recomiendo ver el musical, pero mejor espera 2-3 meses, vale? Los mimbres son buenos, los arreglos musicales son geniales, hay un medley final con 20 canciones entremezcladas que es una maravilla… Peeeeeero (siempre hay un pero) a los actores les falta todavía soltarse en el escenario. Hay mucho gesto mecanizado que les hace parecer poco naturales, algunos fallos (muchos en realidad) de los bailarines (eso se pule con la práctica) y lo peor fue la mala ecualización de algunos micros. El protagonista es Naim Thomas (conocido por OT) pero en los primeros 5min casi no se le podía entender lo que hablaba, la música de fondo era muy alta y para colmo en la escena final su micro dejó de funcionar y nadie escuchó lo que dijo (Big Fail).

Por lo demás no tengo mucho que criticar de forma negativa, como nota le daría un 7,5. Tampoco hay que pasarse porque en realidad la historia es floja y llena de tópicos, pero sólo por las risas que nos echamos con el actor mexicano que representa al padre ya mereció la pena ir al teatro.

Quizás haría una crítica global, sin mala baba, lo juro. Me pregunto por qué se empeñan en utilizar actores que no llegan a los 25 años para representar papeles de gente madura. Es poco creíble, además, los americanos que son los que saben todo del mundo del espectáculo, siempre han hecho lo contrario, usan actores mayores representando roles de gente más joven. Así puedes trabajar con artistas ya experimentados, con «tablas», que saben interactuar con el público y dar siempre el 100% sobre el escenario. Un actor joven sólo tiene talento y ganas, pero no siempre es suficiente cuando te encuentras con un público frío, y el catalán lo es mucho.

Por cierto, coincidió que el sábado era la Diada Nacional de Catalunya, así que la gente estaba especialmente sensible por aquello de la identidad catalana. O eso o es que el público catalán se vende muy barato, porque fue salir Naim Thomas cantando «Boig per tu» (tema mítico de Sau y que en el resto de España se conoce como «Es por ti» gracias a la versión de Luz Casal) con Gisella y romper a aplaudir el respetable, cantando todos al unísono, algo que no habían hecho en temas anteriores. Hasta mi mujer, que es catalana de pura cepa, se avergonzó de lo barato que se vende la gente. En fin…

Si vas a ir a ver «40, el musical» en Barcelona te recomiendo que elijas platea, sobre la fila 7-8, centrado si puedes. Si, ya, lo sé, son las más caras, pero para una vez que vas al teatro estírate colega. En el descanso si quieres ir al servicio sube a la primera planta, todo el mundo se queda abajo y no sabe que arriba a más (en 15min de descanso se forma una cola considerable sobre todo para las mujeres). El musical dura 3h de reloj, así que piénsate si ir a las 18:00h para luego salir a una hora estupenda para iros a cenar fuera de casa (velada perfecta para papás que dejaron a los peques con los abuelos).

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑