Trabajar en una tienda de instrumentos musicales no es el mejor trabajo del mundo

Te gusta la música? Tocas algún instrumento? Te gustaría ganarte la vida trabajando en una tienda de instrumentos musicales? Suena bien, eh?

Rodeado de las mejores guitarras, poder probarlas todas, con todo el tiempo del mundo. Aprender los mejores secretos para su mantenimiento, aconsejar a todo el que te pregunte, influir en los gustos de otras personas que se comprarán lo que tú les digas… Suena maléfico, eh?

O no. La respuesta la tienes en este video grabado por un trabajador de una tienda de instrumentos en la que te muestra un fragmento de cómo es su día a día:

Pues va a ser que no, és una auténtica locura soportar este «ruido» a diario, no crees? Mejor hazte funcionario.

Vía | NerdCore


Publicado

por

Comentarios

4 respuestas a «Trabajar en una tienda de instrumentos musicales no es el mejor trabajo del mundo»

  1. Avatar de rugal70

    que tiene de malo trabajar en una ami me encanta pero no tengo la oportunidad si alguien me puede dar un puesto aunque sea como ayudante xd

  2. Avatar de fdf
    fdf

    vaya idiotez lo que daría por trabajar en una tienda como esa

  3. Avatar de jose luis fernandez huete
    jose luis fernandez huete

    me gusta la musica toco de oido pero si pudiera para reparto o almacen seria un sueño para mi que tonteria segun dice el del comentario anterior, yo la musica la siento

  4. Avatar de elBiicho
    elBiicho

    Estoy de akuerdo kon ambas partes porke efectivamente eso de soportar ruidos todo el tiempo es estresante, sin embargo para los ke somos aficionados a la musica no nos importara eso con tal de estar rodeados de ese paraiso.

    De hecho mañana mismo tengo una entrevista agendada en una de mis tiendas favoritas de instrumentos musicales en mi localidad, despues de varios intentos logre ser candidato y de verdad espero poder kedarme kon ese puesto.

    Salu2.

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.