Viendo estas imágenes no cabe duda que alguien en el rodaje se pasó con la cerveza y con la “María”, porque ese colocón no es ni medio normal: