Portada » Traumas infantiles explican la adicción a los Gadgets tecnológicos

Traumas infantiles explican la adicción a los Gadgets tecnológicos

Que levante la mano el que haya rebobinado una cinta de cassette con la ayuda de un boli Bic. Si no sabes de lo que estoy hablando entonces ni pierdas el tiempo leyendo lo que aparece a continuación.

Se podría considerar un trauma infantil el hecho de tener que rebobinar una cinta con un bolígrafo? Y ponerle un trocito de celo para poder regrabar un viejo cassette? Y esperar 10min a que cargue un juego en el Spectrum? Y qué me dices de cuando copiar una cinta se hacía en tiempo real, que requería el mismo tiempo que duraba el disco?

Venga ya, no me digas que este tipo de experiencias infantiles no provocan algún tipo de trauma psicológico! Si hay algún psicólogo argentino entre la audiencia que lo aclare en forma de comentario, mientras tanto seguiremos elucubrando.

Y ahora mira a tu alrededor, tienes todos los gadgets que te puedas imaginar: teléfonos móviles, mando a distancia multifunción, ordenador portátil, router, pantallas planas, disco duro multimedia…

Pero no, la felicidad sigue sin llegar a tu corazoncito techie porque sigues traumatizado. Siempre piensa que algo fallará, por eso necesitas comprarte lo más nuevo que sale al mercado, da igual que ni llegaste a sacarle el 50% de rendimiento a tu viejo móvil. No puedes dormir por las noches pensando en el próximo iPhone que trae las mismas funciones que el tuyo y otras nuevas que igualmente no sabras usar ni necesitas utilizar a diario.

Cómo se puede parar todo ésto? Déjalo, ni lo intentes, no es fácil ni barato, perderás la felicidad efímera que aporta un unpacking, pero por otro lado te ahorras grandes dosis de frustración al encontrar bugs que el resto de usuarios todavía no conoce ni saben solucionar (la mayor pesadilla de los early-adopters).

Tú que presumías de tu Casio Calculadora, tú que eras el más guay de la pandilla por tener un radiocassette de doble pletina, tú que ahorrabas para comprarte las cintas de cromo TDK donde grabar las canciones de la radio…

Ahora que ya eres padre, con nómina y alopecia incipiente, cómo te vas a privar de darte algún homenaje en forma de ratón con mira telescópica, pantalla plana 3D, disco duro multimedia ethernet con turbocompresor…?

Vivimos en una sociedad consumista, tanto tienes, tanto vales. Suma todo eso a nuestros traumas infantiles y qué es lo que se obtiene? La respuesta la tienes delante del espejo.

Déjame tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.